Asesinan a médico abortista de EE.UU.

Un controversial médico de Estados Unidos, uno de los pocos que realizaba abortos cuando el feto está en edad avanzada, fue asesinado este domingo mientras caminaba hacia su iglesia, en Wichita, Kansas.

Image caption El hombre disparó contra Tiller cuando el médico acudía a su iglesia en Wichita, Kansas.

Testigos informaron que un hombre blanco disparó contra el doctor George Tiller a la entrada de la Iglesia Luterana de la Reforma y que luego se dio a la fuga en un automóvil azul cuya matrícula fue identificada.

La policía de Wichita indicó que fue detenido un sospechoso.

Las autoridades no han ofrecido los motivos que condujeron al crimen, pero Tiller ya había sobrevivido otro intento de asesinato en su clínica de abortos en 1993. En esa ocasión fue herido en ambos brazos por Rachelle Shannon, quien cumple una pena de 20 años de cárcel por el delito.

Su clínica, Women's Health Care Services, también ha sido objeto de agresiones y protestas durante décadas por parte de grupos antiabortistas, incluyendo un asalto con bomba en 1985.

El centro médico, que se especializa en abortos "electivos" en el segundo trimestre y "terapéuticos" en el segundo y tercer trimestres, sufrió destrozos a principios de este mes cuando personas desconocidas dañaron su tejado y sus cámaras de seguridad.

Asombro y tristeza

Image caption Tiller era uno de los pocos médicos en EE.UU. que realizaba abortos cuando el feto está en edad avanzada.

"Es una tragedia indescriptible para todos nosotros y para los amigos y pacientes de George. Es particularmente desgarrador porque George fue asesinado en su iglesia, un lugar de paz", afirmó la familia de Tiller en un comunicado.

Kim Ghattas, corresponsal de la BBC, señaló que el grupo antiaborto Operación Rescate condenó el asesinato en una declaración, mientras que los residentes locales y fieles de la iglesia expresaron su asombro y tristeza.

"Operación Rescate ha trabajado durante años mediante medios pacíficos y legales, y por los canales apropiados, para que (Tiller) fuera llevado ante la justicia", dijo en un comunicado el presidente de la organización, Troy Newman.

Contenido relacionado