Tiananmen, veinte años después

El 3 y 4 de junio 1989, centenares o quizás miles de manifestantes chinos fueron muertos cuando el ejército aplastó brutalmente las protestas a favor de la democracia en la plaza de Tiananmen, en Pekín.

Algunas de las personas que sufrieron en carne propia los efectos de esta masacre describieron sus experiencias a la BBC.

Funcionario- Bao Tong

"Lo que me hace sentir más culpable es que el incidente del 4 de junio ocurrió cuando yo era uno de los que tenía la responsabilidad de llevar a cabo reformas políticas."

Bao Tong era un funcionario de alto rango del Partido Comunista de tendencia reformista. Él fue detenido justo antes de la masacre de Tiananmen y sigue bajo arresto domiciliario.

"Me tuve que adaptar a esta vida, pero este tipo de situaciones son comunes en la historia del Partido Comunista".

Estudiante- Wu´er Kaixi

"Si hubiera sabido que el resultado iba a ser tan sangriento ¿lo habría hecho aún así? La respuesta es, a lo mejor no".

"No había forma de anticipar en ese entonces la tragedia humana que habría de producirse".

Wu'er Kaixi fue uno de los organizadores de la protesta. Él huyo de China después de las manifestaciones y hoy continúa siendo un activista por la democracia en China, desde su exilio en Taiwán.

Madre - Ding Zilin

"Le dije a mi marido y a mi hijo, algo va a pasar hoy. Pero mi hijo...dijo que había mucha gente en la plaza y que querría ir."

"Los últimos veinte años han sido duros para todos los que hemos sufrido la pérdida de nuestros seres queridos".

Ding Zilin es uno de centenares de padres, cuyos hijos resultaron muertos en la masacre de la plaza de Tiananmen.

Fotógrafo - Jeff Widener

"De repente, un hombre se paró con sus bolsas de compra frente a la columna de tanques. Lo primero que pensé fue- "este hombre va a estropear mi composición."

Jeff Widener sacó la foto del manifestante solitario de Tiananmen que se puso de pie frente a un convoy de tanques - probablemente la imagen más simbólica del incidente.

La fotografía fue nominada para el premio Pulitzer de 1990.

Residente local - anónimo

"No hay ninguna información sobre esto en los libros de texto para alumnos de la escuela primaria y secundaria, pero se trata de algo que nunca podremos olvidar."

Este testigo estaba en Pekín durante las manifestaciones y vio a muchos heridos. Todavía tiene miedo de hablar de lo que vio.