Familia sueca en distintos aviones

Página web del periódico sueco Expressen con las fotos de Christine y Philipe
Image caption La portada de Expressen muestra fotografías de Christine y Philipe.

La tragedia del vuelo AF 447 de Air France separó a una familia sueca que solía viajar en aviones distintos para acumular millas aéreas.

Christine Badre Schnabl y su marido abordaron diferentes vuelos el domingo pasado.

Salieron de Río de Janeiro con destino a París, donde tomarían otro avión que los llevaría a Estocolmo.

Cada uno llevaba a uno de sus dos hijos.

Según el periódico sueco Expressen, el esposo, junto a la hija de tres años, tomó un avión que salió más temprano.

Christine, por su parte, viajó con el hijo mayor, Philipe, de cinco años.

Ambos se embarcaron en Airbus A330 de Air France, que horas después desaparecería en el Oceáno Atlántico con 228 personas a bordo.

"Llena de vida"

El plan de la familia era reencontrarse en el aeropuerto parisino Charles de Gaulle, desde donde partirían juntos rumbo a su natal Suecia.

El esposo, cuya identidad no fue revelada por el medio de comunicación, esperó en el aeropuerto francés, en vano, por noticias sobre su esposa y su hijo.

El lunes por la noche, ya sin esperanzas, se fue con su hija a Estocolmo, donde la madre de Christine, Annika Badre, los esperaba en estado de conmoción.

"No puedo creer que Christine y mi nieto no regresarán. ¡Es terrible!", dijo Badre a Expressen.

"Había hablado por teléfono con Christine momentos antes de que se embarcaran. Estaba llena de vida. Era amada por todos", afirmó la madre.

Vacaciones

Christine Badre Schnabl, de 34 años, vivía en Río de Janeiro desde hacía 10 años. Junto a su esposo e hijos, planeaba pasar unas vacaciones en Suecia.

Era una ingeniera civil y trabajaba en la Cámara de Comercio del consulado de Noruega.

Antes había trabajado en el consulado de Suecia, donde fue contratada por la embajadora sueca en Brasil, Margareta Winsberg.

"Yo misma la entrevisté. Había entrevistado a varios candidatos, pero Christine era extremadamente competente", le contó Winsberg a Expressen.

Según la diplomática, Christine se había concentrado en un proyecto social para ayudar a las familias más pobres de las favelas de Río de Janeiro.

Desde el lunes por la noche, una iglesia escandinava mantiene una vigília por Christine y los otros pasajeros del avión accidentado. Se invitó a los feligreses a encender una velas en su honor.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.