EE.UU. comete "errores" en Afganistán

Hombres conversan entre los escombros tras ataque aéreo en Farah
Image caption Los gobiernos de Afganistán y EE.UU. difieren sobre el número de víctimas civiles.

Una investigación militar en Estados Unidos reveló serios errores cometidos cuando fuerzas de ese país bombardearon supuestas posiciones del Talibán en Afganistán a principios de mayo, informaron medios de comunicación.

Decenas de civiles murieron durante los ataques aéreos en la provincia de Farah, en el oeste del país.

Según el periódico The New York Times, un alto funcionario estadounidense dijo el número de muertos podría haber sido menor si los pilotos y el personal militar en tierra hubieran cumplido las estrictas reglas de combate creadas para evitar vícitmas civiles.

En el periódico se afirma que el informe sobre los bombardeos representa "el más claro reconocimiento de culpa en conexión con los ataques".

"Personal estadounidense cometió errores significativos al llevar a cabo algunos de los bombardeos en el oeste de Afganistán el 4 de mayo, que resultó en la muerte de decenas de civiles afganos", establece el informe.

En un caso, un grupo de edificios donde se encontraban supuestos militantes reunidos fue atacado a pesar de que se encontraba en un área densamente poblada y no había una amenaza inminente.

"Si se hubieran seguido las reglas, al menos algunos de los bombardeos llevados a cabo por aviones de guerra estadounidenses contra media docena de objetivos durante un período de siete horas, hubieran sido abortados", señaló el artículo.

Malestar

El gobierno afgano sostiene que 140 personas murieron durante los ataques en Farah, pero los estadounidenses dicen que la cifra es mucho más baja, de entre 20 y 30 personas.

Afganistán: disputa por víctimas civiles

El número de bajas civiles ha provocado airadas quejas de la población afgana así como fricción entre los gobiernos estadounidense y el presidente Hamid Karzai.

Antes de la investigación, el presidente de Afganistán había urgido a EE.UU. a poner fin a los ataques aéreos.

Karzai instó al ejército estadounidense a distinguir entre militantes y civiles.

"No todos aquellos que usan turbantes y prendas locales son miembros del Talibán", dijo durante una visita a los familiares de algunas de las víctimas.

El corresponsal de la BBC en Kabul, Ian Pannell, afirmó que el tema se ha vuelto candente en Afganistán y se teme que, en algunos casos, el malestar causado por las tácticas militares de EE.UU. terminen alimentando la insurgencia armada.

La investigación sale a la luz pública en un momento en que el general nombrado como el nuevo comandante estadounidense en Afganistán ha advertido que debe reducirse la muerte de civiles afganos.

Cambio de mando en Afganistán

El general Stanley McChrystal indicó que las bajas civiles causadas por las acciones de las tropas estadounidenses y de la OTAN podrían alienar a la población afgana.

McChrystal advirtió que Afganistán caería de nuevo en una guerra civil y que al-Qaeda utilizaría al país como centro de operaciones si Estados Unidos y sus aliados fracasan en su misión.

Se prevé que la investigación militar estadounidense sea publicada en detalle esta semana.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.