El sucesor de Kim surge de las sombras

Foto de un niño que se cree es Kim Jong-un.
Image caption Kim Jong-un es el menor de los tres hijos del líder norcoreano y se cree que es el más apto para sucederlo.

Se sabe tan poco de Kim Jong-un -el hijo menor y probable sucesor del líder norcoreano Kim Jong-il- que hasta su fecha de nacimiento es incierta: nadie está seguro si nació en 1983 o en 1984.

Lo que sí se sabe es que el tercer Kim, igual que sus dos hermanos mayores, fue enviado a un colegio suizo.

El corresponsal de la BBC Imogen Foulkes reporta sobre la vida de Kim en sus días escolares y sobre la relación inusualmente estrecha entre Suiza y Corea del Norte.

Nombre ficticio

Kim Jong-un asistió a la escuela internacional de Berna, la capital suiza, donde, según se rumoreó, se unió a excursiones de esquí y fue algo así como un pacificador en las disputas de los recreos.

Llegaba todos los días en un auto con chofer desde la embajada de Corea del Norte, ubicada a la vuelta de la esquina de la escuela.

Pero, como Jong-un tenía un nombre ficticio, ninguno de sus compañeros se enteró de su verdadera identidad.

Se reportó que fue supervisado muy de cerca por funcionarios de la embajada; que aparentemente habla el alemán suizo y, como el idioma de la escuela internacional es el inglés, se presume que el joven Kim pasó tiempo socializando.

La elección de una educación suiza para el futuro líder de Corea del Norte puede no ser una coincidencia.

El embajador norcoreano en Suiza, Ri Tcheul, ha estado en ese cargo por más de 20 años y los observadores de su país lo consideran extremadamente poderoso, además de gozar de la confianza del líder Kim Jong-il.

Estudiando queso

Image caption En los últimos meses ha habido reportes sobre el delicado estado de salud de Kim Jong-il.

Suiza tiene lazos llamativamente estrechos con Corea del Norte.

Durante la hambruna de los '90, los suizos lanzaron una operación de ayuda humanitaria considerable que, casi sola en medio de los proyectos de ayuda foránea, se fue transformando en un programa de desarrollo a largo plazo.

En 2003, la ministra de Relaciones Exteriores de Suiza fue el primer funcionario de un gobierno extranjero en cruzar la línea divisoria entre Corea del Norte y Corea del Sur.

En ese momento, la canciller ofreció los servicios de Suiza como mediadora entre las dos Coreas.

Y todos los años funcionarios norcoreanos van a Suiza, aparentemente para estudiar su sistema federal. La visita más reciente fue en febrero.

Los especialistas en agricultura de Corea del Norte pasan con regularidad cierto tiempo estudiando el arte suizo de hacer quesos y yogur, que se cree son la debilidad de Kim Jong-il.

Pero últimamente ha habido signos de que las cálidas relaciones entre los dos países podrían estar enfriándose.

Los dos bancos más grandes de Suiza, UBS y Credit Suisse, afectados por alegatos de que Kim Jong-il estaba depositando cifras multimillonarias en los mismos, anunciaron en 2006 que estaban recortando los lazos con Corea del Norte.

Mientras, el programa suizo de desarrollo finalizará en 2011, en medio de rumores de que la ayuda financiera no iba destinada en realidad a la agricultura sino a las arcas del gobierno en Pyongyang.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.