Claves del Día D

Tropas inglesas desembarcando en Normandía
Image caption El "día más largo" y la operación anfibia más grande de la historia militar.

El Día D marcó un punto de inflexión en el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial.

La apertura del frente aliado por el Occidente europeo contra la Alemania Nazi, sumado a la ofensiva soviética por el Oriente, desencadenó los sucesos que culminaron con la derrota de las fuerzas del Eje en el viejo continente.

Al celebrarse el 65º aniversario de aquel 6 de junio de 1944, BBC Mundo repasa en claves el antes y el después de ese episodio crucial.

¿Cuál es la importancia del Día D?

El Día D marca el inicio de la invasión aliada del Occidente de Europa en junio de 1944, lo que constituyó un hito en la guerra contra la Alemania Nazi.

Los comandantes aliados consideraron que era necesario contar con un segundo frente, como complemento de la ofensiva rusa, que ya avanzaba por el Oriente rumbo a Berlín.

Centenares de miles soldados, en su mayoría estadounidenses y canadienses, se unieron a las tropas británicas de aire, mar y tierra, en el sureste de Inglaterra, para preparar la llamada "Operación Overlord".

¿Cuándo ocurrió?

El Día D había sido planeado durante más de un año, y aquellos que participaron en la invasión se entrenaron durante meses.

El ambicioso asalto por aire y mar dependía de una combinación de factores, incluyendo el estado del tiempo, nivel de las mareas y, el más importante, la sorpresa.

En principio estaba programado para el 5 de junio, pero las malas condiciones meteorológicas hicieron que el comandante supremo de las fuerzas aliadas, el general estadounidense Dwight Eisenhower, aplazara la operación por 24 horas.

Finalmente, la invasión tuvo lugar desde las primeras horas del 6 de junio de 1944.

¿Cuántos efectivos participaron?

Image caption Alrededor de 4.000 soldados aliados murieron en el Día D.

Un total de 156.000 soldados (73.000 estadounidenses y 83.000 británicos y canadienses, entre otras nacionalidades) pusieron pie sobre la costa de Normandía, en cinco sectores cuidadosamente seleccionados.

Entre ellos, unos 23.000 paracaidistas que precedieron a los demás efectivos que llegaron a través del Canal de la Mancha en más de 5.000 embarcaciones.

Sólo durante el Día D, las tropas aliadas registraron 4.000 muertos y 8.000 heridos.

¿Qué pasó en el Día D?

Una brillante estratagema de la inteligencia aliada hizo creer a los alemanes que una gran invasión tendría lugar en el sector de la costa francesa más cercano de la Gran Bretaña.

Este factor sorpresa permitió que las tropas británicas y canadienses aseguraran los sectores de playa denominados Gold, Juno y Sword.

Por su parte, los estadounidenses controlaron sin mayor resistencia el sector de costa denominado Utah, al oeste.

Pero cerca de Omaha, sufrieron una gran cantidad de bajas al dar de lleno con un fuerte contingente del ejército alemán.

Al final del 6 de junio, los aliados controlaban esos cinco puntos estratégicos.

¿Qué pasó después del Día D?

Tras asegurarse las cabezas de playa, el avance tierra adentro fue lento y costoso en número de vidas.

A pesar de la reacción aletargada de los alemanes, los aliados encontraron una firme resistencia a lo largo de los estrechos caminos y en los pueblos del norte de Francia.

Pero gracias al gran número de tropas y al apoyo de los aviones bombarderos, pudieron abrirse paso.

Al momento de cruzar el Río Sena y liberar París de la ocupación nazi, a fines de agosto de 1944, alrededor del 10% de los dos millones de efectivos aliados engrosaban las listas de muertos, heridos y desaparecidos.

Pero el éxito de la Operación Overlord allanó el camino para la victoria aliada.