Obama refuerza alianza con Alemania

Obama junto a Angela Merkel en Dresden
Image caption Obama y Merkel coincidieron en que deben cooperar con otros países para tratar el asunto nuclear iraní.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, dijo este viernes que Alemania es un aliado clave para resolver con éxito los actuales conflictos globales.

El mandatario hizo estas declaraciones al reunirse con la canciller Angela Merkel en la ciudad alemana de Dresden, en el oriente del país.

Ambos coincidieron en la necesidad de "redoblar" los esfuerzos para alcanzar la paz en Medio Oriente y cooperar con otras naciones para avanzar en las discusiones sobre el programa nuclear iraní con el fin de evitar una "carrera armamentista" en la región.

El presidente de EE.UU. se había referido justamente al caso de Irán en el discurso que pronunció el jueves en la Universidad de El Cairo.

En la alocución, que tenía como meta relanzar las relaciones entre Washington y el mundo musulmán, Obama aseguró que estaba dispuesto a conversar con Teherán "sin condiciones", pero reiteró su idea de que ningún país debería tener armas nucleares.

Con todo, sí se mostró partidario de que todas las naciones adquieran la tecnología nuclear con fines pacíficos, de acuerdo con el Tratado de No Proliferación.

Lea: Obama pide "un nuevo comienzo"

Se espera que más tarde Obama visite el campo de concentración nazi de Buchenwald, liberado por tropas estadounidenses en 1945, y un hospital en el que reciben tratamiento soldados de EE.UU. heridos en Afganistán e Irak.

Luego seguirá rumbo a Francia, donde participará de las conmemoraciones del "Día D" en Normandía.

El corresponsal de la BBC en Berlín, Steve Rosenberg, afirma que esta etapa europea de la gira tiene como objetivo recordar a los estadounidenses que la lucha contra la tiranía requiere de sacrificios.

Obama pide ayuda

Image caption Obama ha estado intentando convencer a Europa de la necesidad de acoger a prisioneros de Guantánamo.

Rosenberg sostiene que Obama enfrenta el desafío de convencer a sus compatriotas -cada vez más escépticos- de que la guerra en Afganistán vale la pena.

Según el corresponsal, el mandatario ha alentado durante meses a los gobiernos europeos a que envíen más soldados a ese país.

Rosenberg añade que el cierre de la prisión de Guantánamo, en Cuba, es otro asunto importante: Washington desea que Europa reciba a decenas de sospechosos de terrorismo recluidos en ese centro de detención. Pero hasta ahora ha encontrado poco entusiasmo en los gobernantes europeos.

Durante su discurso del jueves, Obama pidió un "nuevo comienzo" para las relaciones entre EE.UU. y el mundo musulmán, e instó a acabar con el "círculo de sospechas y discordia".

Admitió que los últimos han sido "años de desconfianza" y agregó que ambas partes necesitan hacer un "esfuerzo profundo de respeto mutuo y búsqueda de un camino común".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.