Obama visita campo de concentración

Barack Obama deposita una rosa en el campo de concentración de Buchenwald
Image caption Un tío abuelo de Obama ayudó a liberar Ohrdruf, un campo satélite de Buchenwald.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó este viernes el campo de concentración nazi de Buchenwald, en el marco de su viaje oficial a Alemania.

Acompañado por la canciller alemana, Angela Merkel, el mandatario recorrió el lugar que albergó a más de 250.000 prisioneros entre 1937 y 1945.

Este campo tiene una significación personal para Obama, ya que su tío abuelo, Charles Payne, ayudó a liberar Ohrdruf, un campo satélite de Buchenwald.

Antes de esta visita, Obama y Mekel se reunieron en Dresden, desde donde apostaron por "redoblar" los esfuerzos para alcanzar la paz en Medio Oriente.

La visita del presidente estadounidense a Alemania se produce un día después de que Obama realizara un histórico discurso en Egipto, en el que pidió un "nuevo comienzo" para las relaciones entre EE.UU. y el mundo musulmán.

Este viernes Obama fue vago a la hora de explicar como piensa mejorar las relaciones con el mundo musulmán, pero dijo que mandará a su enviado especial Geroge Mitchell para que se reúna con los líderes de la región.

Durante su visita al campo de Buchenwald, Obama y Merkel, quienes estaban acompañados por el ganador del Nobel de la Paz y superviviente del holocausto, Elie Wiesel, portaron rosas blancas.

Los mandatarios depositaron las flores en la placa que recuerda a las más de 56.000 personas que murieron en el campo.

Antes, Obama sugirió que el presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, quien esta semana volvió a asegurar que el holocausto fue una gran engaño, debe visitar Buchenwald.

Medio Oriente

Image caption Obama y Merkel estuvieron acompañados por dos supervivientes del holocausto.

En su encuentro previo en Dresden, Obama y Merkel coincidieron en la necesidad de "redoblar" los esfuerzos para alcanzar la paz en Medio Oriente y cooperar con otras naciones para avanzar en las discusiones sobre el programa nuclear iraní con el fin de evitar una "carrera armamentista" en la región.

Además, Obama reiteró que su gobierno va a trabajar para que se reanuden las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos.

Otros de los asuntos que trataron los mandatarios de EE.UU. y Alemania fueron la situación de los prisioneros de Guantánamo y Afganistán.

Obama explicó que la canciller alemana no dio un compromiso firme sobre la asistencia alemana para tratar con los sospechosos de terrorismo detenidos en Guantánamo, pero dijo que Europa trabajará con él en el proceso de cerrar la prisión.

Según el corresponsal de la BBC en Berlín, Steve Rosenberg, Washington desea que Europa reciba a decenas de sospechosos de terrorismo recluidos en ese centro de detención, pero hasta ahora ha encontrado poco entusiasmo en los gobernantes europeos.

En cuanto a Afganistán, Obama evitó hacer referencia a la necesidad de que los países europeos envíen más tropas, algo en lo que, según nuestro corresponsal, el mandatario ha hecho énfasis en los últimos meses.

Obama se limitó a decir que Alemania "es un socio importante en la OTAN" y a hablar de los desafíos a los que se enfrentan en ese país.

Este sábado, el mandatario estadounidense se reunirá con el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y participará en los actos conmemorativos del "Día D" en Normandía, en el noroeste de Francia..

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.