Corea del N. condena a periodistas de EE.UU.

Periodistas Corea del Norte
Image caption Las periodistas fueron detenidas mientras preparaban un reportaje.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, expresó su "profunda preocupación" luego de que un tribunal de Corea del Norte sentenciara a dos periodistas estadounidenses a doce años de trabajos forzados.

Euna Lee y Laura Ling, de origen coreano y chino respectivamente y nacionalidad estadounidense, fueron condenadas por entrar en el país ilegalmente con intenciones hostiles.

Un portavoz de la Casa Blanca indicó que su país está utilizando "todos los canales posibles" para asegurar la liberación de las dos reporteras.

Lee y Ling fueron detenidas el 17 de marzo cerca de la frontera de Corea del Norte con China, cuando realizaban un reportaje sobre el éxodo de refugiados norcoreanos hacia territorio chino. Las dos reporteras trabajaban para un canal de televisión de California cofundado por el exvicepresidente de los Estados Unidos, Al Gore.

En un comunicado, el departamento de Estado de los Estados Unidos aseguró: "estamos profundamente preocupados por la información sobre la sentencia de las dos periodistas ciudadanas estadounidenses por las autoridades norcoreanas, y nos comprometemos a utilizar todos los canales posibles para su liberación".

Tensiones

El juicio ha tenido lugar en medio de las tensiones crecientes relacionadas con el programa nuclear de Corea del Norte. "La sentencia confirma el grave crimen que ellas (las reporteras) cometieron contra la nación coreana y su paso ilegal de la frontera y por ello han sido condenadas a doce años de reforma a través del trabajo", anunció la agencia de noticias estatal norcoreana, KCNA.

"Las condiciones en estas instituciones se dice que son extremadamente duras. No se saben detalles de lo que ha pasado en el tribunal. Los observadores exteriores no han sido autorizados a presenciar el juicio. De momento, no hay ningún comentario desde la embajada de los Estados Unidos en Seúl", informa Chris Hogg, corresponsal de la BBC en Seúl, Corea del Sur.

La sentencia llega un día después de que la secretaria de estado estadounidense, Hillary Clinton, dijera que los Estados Unidos están considerando volver a incluir a Corea del Norte en su lista de países que apoyan al terrorismo, en respuesta a sus recientes pruebas de misiles y armas nucleares.

"Hay temores de que (las dos periodistas) sean utilizadas como moneda de cambio por el líder norcoreano en su intento de conseguir concesiones por parte de Washington", indica Chris Hogg.

Las familias de las mujeres han pedido clemencia y han demandado a Pyongyang y Washington que no vinculen el caso al punto muerto en que se encuentran las relaciones diplomáticas entre los dos países.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.