Condena civil por atentado en Omagh

Un juez británico responsabilizó al líder del IRA Auténtico Michael McKevitt del atentado en 1998 en la localidad de Omagh, Irlanda del Norte, en el que murieron 29 personas, entre ellas dos mujeres embarazadas.

Image caption El atentado en Omagh fue el hecho más sangriento en la historia del conflicto en Irlanda del Norte.

Ante un tribunal de Belfast, el juez Decian Morgan dictó condena tras una emblemática demanda civil presentada hace ocho años por algunos de los familiares de las víctimas del hecho más sangriento en la historia del conflicto norirlandés.

Morgan afirmó que los efectos del atentado sobre las víctimas fueron "catastróficos".

Liam Campbell, Colm Murphy y Seamos Daly también fueron declarados responsables del ataque con carro bomba que dejó además cientos de heridos. Seamos McKenna fue absuelto.

Los 12 familiares de las víctimas que presentaron la demanda recibirán una indemnización de más de US$2,5 millones por daños y perjuicios, según el fallo del juez Morgan.

Sin embargo, el corresponsal de la BBC en Irlanda del Norte, Vincent Kearney, señaló que ninguno de los hombres hallados culpables tiene la capacidad de pagar una alta suma de dinero.

Además, aclaró Kearney, este no es un caso criminal por lo que la sentencia no incluye prisión.

IRA Auténtico, responsable

El juez Morgan también halló responsable del sangriento hecho al IRA Auténtico (RIRA), que se atribuyó el atentado y era una escisión del Ejército Republicano Irlandés (IRA por sus siglas en inglés).

Image caption El juez dijo que McKevitt estuvo “seriamente implicado” en la provisión de explosivos para la acción terrorista.

El magistrado dijo que sin lugar a dudas el principal objetivo de los responsables del atentado era asegurarse de que el carro bomba explotara sin ser detectado y que la seguridad de los miembros del público en el centro de Omagh era una consideración secundaria.

Para el juez, McKevitt era, en momentos del sangriento hecho de 1998, un destacado miembro de RIRA y estuvo "seriamente implicado" en la provisión de explosivos para el atentado de Omagh.

"Tuvo y siempre ha tenido un papel de liderazgo significativo en el RIRA", apuntó el magistrado basándose en la evidencia obtenida por un agente encubierto del FBI, David Rupert.

Registro celular

Entre las pruebas presentadas por las familias de las víctimas del atentado se destacaban los registros y seguimientos de dos teléfonos móviles usados el día de la explosión.

Image caption Durante el atentado murieron 29 personas, dos de ellas mujeres embarazadas. Cientos quedaron heridos.

El juez Morgan dijo que la evidencia comprueba que tanto Campbell y Daly "estuvieron en posesión" de esos celulares "antes y después" del atentado.

Desde Belfast, Ben Geoghegan de la BBC indicó que los familiares de las víctimas declararon que más importante que el dinero de la indemización es que alguien haya sido declarado responsable del hecho, ya que hasta hoy la justicia británica no había condenado a nadie.

Murphy había sido sentenciado en 2002 a 14 años de prisión por conspirar en el atentado, pero luego fue puesto en libertad al año siguiente mientras espera la celebración de otro juicio.

Tanto McKevitt como Daly se encuentran encarcelados en la República de Irlanda por haber pertenecido al Ira Auténtico.

Liam Campbell está bajo custodia policial en Irlanda del Norte a la espera de que se tramite una orden de extradición emitida por las autoridades de Lituania quienes le acusan de contrabando de armas.

Contenido relacionado