"Ocupación israelí con un nuevo envase"

Maen Erekat, embajador de la Autoridad Nacional Palestina en Washington
Image caption Erekat quiere que Israel respete los acuerdos previos.

El discurso que el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, pronunció el domingo, en el que por primera vez dio su apoyo a la creación de un Estado palestino, aunque con condiciones, no fue bien recibido por la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Sus representantes sostienen que la propuesta israelí no hace viable un país independiente y puede perjudicar el proceso de paz en Medio Oriente.

Para conocer más a fondo la posición palestina, BBC Mundo dialogó con el embajador de la ANP en Washington, Maen Erekat.

Según este diplomático, con su discurso Netanyahu ha tratado de "desviar el foco de las políticas que está implementando en el terreno, como la construcción de nuevos asentamientos judíos y la expansión de otros". En el fondo, aseguró, se trata de "la ocupación israelí con un nuevo envase".

¿Por qué han rechazado de plano la propuesta israelí de crear un Estado palestino con condiciones?

Si usted lee bien lo que dijo Netanyahu, se dará cuenta de que lo nuestro no es un rechazo, sino que esperamos otra propuesta. Él está tratando de apaciguar la presión internacional tan sólo mencionando el concepto de Estado palestino en su discurso.

Ha puesto tantas condiciones que cualquier Estado futuro no sería independiente y viable.

¿Cuáles son los puntos concretos de desacuerdo?

Israel quiere una desmilitarización, algo que estaba en discusión antes de que las conversaciones se suspendieran en diciembre; quiere controlar el espacio aéreo y eventualmente los pasos internacionales. En síntesis, quiere seguir controlando nuestras vidas.

Todo esto no es más que la ocupación israelí con un nuevo envase. No nos da atributos de soberanía que tienen todos los Estados independientes.

Insisto: lo que Netanyahu está diciendo, en el fondo, es que un Estado palestino no tiene posibilidades de prosperar.

En cuanto a la desmilitarización, hay países que no tienen fuerzas armadas...

Ése no es el tema ahora. No estamos hablando de si necesitamos ejército, una fuerza aérea o una armada.

Netanyahu está tratando de desviar la atención hacia la cuestión de la seguridad, presentando un futuro Estado palestino como una amenaza militar para Israel, algo con lo que no estamos de acuerdo.

También está intentando desviar el foco de las políticas que está implementando en el terreno, como la construcción de nuevos asentamientos judíos y la expansión de otros, la construcción del muro, las restricciones económicas y la humillación cotidiana.

Y la cuestión central es que Netanyahu debe aceptar el fin de la ocupación, la solución de dos Estados viviendo uno al lado de otro en paz y con seguridad, y sin precondiciones.

Sin embargo, Netanyahu dio por primera vez su respaldo a un Estado palestino. ¿Eso no le parece un avance?

No. Lo que sería positivo es que respondiera a las demandas internacionales de que Israel acepte la solución de dos Estados bien constituidos.

Además debería declarar su respeto a todos los acuerdos preexistentes y a las obligaciones convenidas con los palestinos. La "Hoja de Ruta", por ejemplo, pide congelar la expansión de las colonias judías.

Sólo cuando todo esto ocurra pensaremos que sus intenciones son claras y sinceras.

En esta situación, ¿hay alguna contrapropuesta palestina?

No tenemos contrapropuesta. Lo que queremos, insisto, es que Israel respete la ley y el consenso mundial, que respete los compromisos previos, aceptados por las dos partes y por la comunidad internacional. Tan simple como eso.

En definitiva, nuestra posición no es diferente a la del Reino Unido, Francia, la Unión Europea e incluso Estados Unidos.

¿Cómo ve el futuro del proceso de paz?

Seguiremos trabajando con las diferentes partes, con el cuarteto internacional para Medio Oriente (Estados Unidos, Rusia, la ONU y la Unión Europea) y con las organizaciones árabes para tratar de evaluar la situación.

Creo que debemos dejar en claro que no estamos discutiendo sobre semántica.

No es el término Estado palestino lo que queremos escuchar del primer ministro Netanyahu, sino que deseamos ver acciones que conduzcan al fin de la ocupación israelí, para que nuestro pueblo pueda vivir libremente en su propio Estado independiente, soberano y viable.

¿Cree que la posición palestina tras el discurso de Netanyahu podría dificultar las negociaciones con Israel?

No, en absoluto, porque no somos nosotros los que hemos presentado una nueva posición, sino Netanyahu. Son sus palabras las que obstruyen el proceso de paz. En cambio, nuestra postura ha sido clara y coherente durante años.

Creo que la clave está en lo que ha dicho el presidente estadounidense, Barack Obama: las dos partes tienen obligaciones y deben cumplirlas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.