Obama evita "inmiscuirse" en Irán

Barack Obama
Image caption El presidente estadounidense aseguró que las voces de los iraníes deben ser escuchadas.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se resistió de nuevo a tomar partido por la oposición iraní, que desde hace días ha organizado masivas protestas por los resultados de las controvertidas elecciones presidenciales, en las que resultó reelegido Mahmoud Ahmadinejad.

En una entrevista de televisión, el mandatario afirmó que no habría gran diferencia entre las políticas que llevaría a cabo el gobierno del actual presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, o las de su rival Mir Hussein Mousavi.

"La diferencia entre Ahmadinejad y Mousavi en cuanto a sus políticas no sería tan grande como se ha dicho", señaló Obama.

El presidente estadounidense aseguró que las voces de los iraníes deben ser escuchadas, pero dijo que no quiere que se interprete como que se está inmiscuyendo.

"No es productivo, dada la historia de las relaciones entre EE.UU. e Irán, que se interprete que me estoy entrometiendo en las elecciones iraníes", afirmó Obama.

"Pero cuando veo violencia dirigida a manifestantes pacíficos, cuando veo disentimiento pacífico que es reprimido... me preocupa a mí y también preocupa al pueblo estadounidense".

Según el corresponsal de la BBC en Washington, Justin Webb, Obama no quiere que su país se vea involucrado en las manifestaciones en favor de Mousavi, especialmente cuando algunos informes de los servicios de inteligencia sugieren que Ahmadinejad habría realmente ganado las elecciones.

El mandatario estadounidense ha sido presionado por miembros del Partido Republicano para que apoye abiertamente a los manifestantes que defienden que la victoria del actual presidente iraní es producto del fraude electoral.

Mientras tanto en Teherán, los seguidores de Mousavi tiene previsto manifestarse nuevamente este miércoles para exigir que se repita el proceso electoral.

Continúan las protestas

Image caption Decenas de miles protestaron contra el resultado de las elecciones.

Por cuarto día consecutivo, los seguidores del derrotado Mir Husein Mousavi tomaron las calles de Teherán el martes en una multitudinaria y pacífica manifestación.

Según corresponsales en la capital iraní, miles de seguidores de Ahmadinejad -algunos de ellos trasladados en autobús desde las provincias- también se concentraron en el centro de la ciudad.

La radio nacional iraní informó que al menos ocho personas habrían muerto durante las manifestaciones del lunes.

Además, las autoridades prohibieron que los medios de comunicación extranjeros asistan a las concentraciones y cerraron sitios de internet como Facebook, en un intento por mantener bajo control las protestas.

Pero los iraníes se la están arreglando para informar de lo que está sucediendo a través de medios modernos de comunicación, como mensajes de texto y videos a través de teléfonos celulares e internet.

Según se supo, el Departamento de Estado de EE.UU. se habría puesto en contacto durante el fin de semana con los responsables de la red social Twitter -medio muy usado en Irán- para pedirles que retrasaran trabajos de mantenimiento planeados para el lunes pasado, a fin de permitir que los iraníes puedan seguir comunicándose dentro y fuera del país.

Recuento de votos

Image caption Opositores al gobierno con carteles que rezan: "¿Dónde está mi voto?".

Mientras tanto, y en respuesta a los cuestionamientos de la oposición, el Consejo de Guardianes de Irán informó el martes que está listo para realizar el recuento de los votos disputados en la elección presidencial del viernes pasado.

El recuento se realizará en áreas disputadas por los candidatos perdedores. Previamente, el órgano había establecido que los resultados de los comicios eran sólo provisionales.

El corresponsal de la BBC en Teherán, Jon Leyne, dijo que el anuncio del poderoso cuerpo legislativo supone un cambio completo de posición.

Sin embargo, Mousavi aseguró que el recuento no tendría ningún sentido, pues sospecha que millones de votos han desaparecido.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.