Menos refugiados, pero en más países

Familias de refugiados en Mogadiscio.
Image caption La mayoría de refugiados están en países que sufren conflictos y la escasez.

Las Naciones Unidas (ONU) alertaron que, a pesar de que el año pasado se redujo el número de refugiados y desplazados por conflictos armados y persecución, hay nuevas crisis en lugares como Sri Lanka, Pakistán y Somalia.

La agencia para los refugiados (ACNUR) publicó este martes un informe en el que estima en 42 millones el número de personas que a finales de 2008 se encontraban desarraigadas en todo el mundo.

El 80% se concentra en países en vías de desarrollo que sufren las guerras, los conflictos y la escasez de recursos.

La ONU registró el pasado año 16 millones de refugiados (personas que abandonaron sus países) y 26 millones de desplazados (personas que dejaron su lugar de origen y se trasladaron a otro lugar dentro de su país), según el documento, presentado en Washington, Estados Unidos.

Estos datos suponen un descenso de 700.000 personas con respecto al año anterior. Sin embargo, la organización advirtió que importantes desplazamientos en 2009 contrarrestan esta mejoría.

"La gente puede pensar que el problema ha disminuido o se ha estabilizado, pero es sólo una ilusión", dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, António Guterres.

En lo que va de año "hemos observado un importante número de nuevos desplazamientos, concretamente en Pakistán, Sri Lanka y Somalia", añadió.

Precisamente, la crisis de refugiados en Pakistán es, según ACNUR, la más severa desde el conflicto civil de Ruanda, en los años 90.

Galería de imágenes: refugiados en Pakistán

Décadas de desplazamientos

"Mientras algunos desplazamientos pueden ser breves, otros pueden durar años o incluso décadas para resolverse. Continuamos afrontando varias situaciones de desplazamiento interno a largo plazo en lugares como Colombia, Irak, la República Democrática del Congo y Somalia", explicó la ONU.

El informe recoge 29 situaciones diferentes en 22 países, en las que al menos 25.000 refugiados llevan en el exilio un mínimo de 5 años y para los que "no se vislumbra ninguna solución a corto plazo".

"La comunidad internacional tiene que entender la dimensión del problema (...) porque si se sienten abandonados, éste puede ser un inmenso factor de desestabilización" global, advirtió el comisionado.

Como explicó el corresponsal de la BBC en Washington Jonathan Beale, este organismo quiso mandar un mensaje a los líderes mundiales: que a la hora de ayudar a esta gente actúen con la misma rapidez que rescataron a los grandes bancos de la crisis.

Guterres advirtió también que su agencia carece de los fondos necesarios para gestionar estos desplazamientos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.