Israel "no detendrá asentamientos"

Lieberman ratificó la posición del gobierno israelí tras reunirse con Hillary Clinton.

El canciller israelí, Avigdor Lieberman, reiteró este miércoles en Washington que su gobierno no congelará por completo la expansión de los asentamientos en Cisjordania.

Lieberman ratificó la posición del gobierno israelí tras reunirse con la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton.

El gobierno de Barack Obama ha insistido en que Israel debe detener la construcción de asentamientos en territorio palestino.

"No podemos aceptar esta visión de congelar completamente los asentamientos. Considero que debemos mantener el crecimiento natural", señaló Lieberman, repitiendo así lo que dijo el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en su discurso del pasado domingo.

Clinton, por su parte, dejó claro en la rueda conjunta que ofreció con el canciller israelí lo que quiere el gobierno de Obama: que se suspenda la construcción de todos los asentamientos.

"Queremos ver un cese en los asentamientos. Consideramos que esto es una parte importante y esencial de los esfuerzos que perseguimos por alcanzar un acuerdo de paz integral y la creación de un Estado palestino junto a un Estado judío israelí", señaló.

Tira y afloja

Según la corresponsal de la BBC en Washington, Kim Ghattas, Israel y EE.UU. han mantenido un tira y afloja durante las últimas semanas sobre este asunto y parece que no ha habido avances.

La secretaria de Estado dijo que el enviado especial de EE.UU. para Medio Oriente, George Mitchell, discutirá el tema en las próximas semanas con miembros del gobierno israelí.

En cualquier caso, según nuestra corresponsal, Clinton dejó claro quién espera que ceda en este asunto.

La secretaria de Estado dijo que los mandatarios israelíes a menudo han mantenido posiciones que han cambiado con el tiempo.

Clinton indicó que el primer ministro Netanyahu ya dio un paso en esa dirección cuando reconoció las aspiraciones de los palestinos de contar con su propio Estado en su discurso del domingo.

En éste el primer ministro exigió que los palestinos reconozcan a Israel como un Estado judío, ratificó la idea de que Jerusalén es la capital unificada de Israel y no se comprometió al cese de la construcción de asentamientos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.