Reino Unido: ataque contra gitanos

Gitana con su hijo es escoltada por la policía a un refugio en Belfast
Image caption Más de cien romaníes, incluyendo niños, tuvieron que buscar refugio.

Unas veinte familias gitanas o romaníes que viven en Irlanda del Norte, en el Reino Unido, se vieron obligadas a refugiarse en una iglesia tras ser blanco de ataques racistas.

Los romaníes, que totalizan un centenar, habían emigrado a la capital norirlandesa de Belfast provenientes de Rumania, donde la comunidad gitana frecuentemente denuncia casos de racismo y discriminación.

Las familias fueron objeto de ataques físicos y verbales durante toda la semana. Los vidrios de sus viviendas resultaron apedreados y las paredes pintadas con consignas racistas.

La mayoría de los gitanos, incluyendo una recién nacida de cinco días, fueron trasladados a un centro de esparcimiento en Belfast donde pasarán el resto del día.

El viceprimer ministro de Irlanda del Norte, Martin McGuiness, expresó que los ataques marcan un episodio vergonzoso para Belfast.

Entretanto, la embajada de Rumania en el Reino Unido envió representantes a Belfast y exigió que las autoridades británicas actúen con rapidez en la adopción de medidas para evitar la repetición de episodios de ese tipo y en proveer asistencia a las familias afectadas.

"Inquietante"

Image caption Algunos quieren regresar a Rumania después de los ataques contra sus residencias.

La BBC habló con uno de los empleados de la iglesia donde los romaníes tuvieron que pasar la noche, David Hines, quien describió la situación como inquietante y dijo que las familias durmieron en colchones inflables.

Los romaníes expresaron que no querían regresar a sus hogares. Una mujer -que pidió no ser identificada- le expresó al corresponsal de la BBC Mark Simpson que estaba muy sobresaltada y temerosa.

Aunque reconoció la bondad de los ciudadanos que los han ayudado, la mujer está convencida de que los atacantes buscaban matarla a ella y a su familia. Ahora quiere regresar a Rumanía.

Nuevo sectarismo

Las autoridades están tratando de resolver la situación con la policía mientras condenaron los hechos. Aseguran que se trata de un grupo reducido que practica este tipo de violencia.

Pero el corresponsal señala que en algunas partes de Belfast el racismo ha reemplazado el sectarismo político y religioso que afectó a Irlanda del Norte durante décadas.

Hay sospechas de que un grupo paramilitar leal unionismo pueda estar detrás de la violencia, aunque esto ha sido negado.

Por otra parte, una manifestación convocada por ciudadanos que pedían el fin de la violencia contra los romaníes fue atacada por jóvenes que arrojaron botellas e hicieron saludos al estilo nazi.

Image caption Los gitanos han sido discriminados durante siglos en Europa.

Los gitanos han sido reprimidos y discriminados por siglos en Europa. Durante el nazismo fueron la segunda etnia más perseguida después de los judíos.

Muchos en Europa Central y Oriental viven en condiciones paupérrimas, con poco acceso a la educación, como hacen notar los corresponsales.

En una localidad la República Checa, por ejemplo,se construyó un muro alrededor de un campamento romaní para mantenerlos aparte.

En ciudades de Europa Occidental también han sido víctimas de ataques. En Nápoles y Roma una turba quemó sus campamentos y el gobierno italiano promulgó leyes para fichar a los miembros de la comunidad gitana, incluyendo los niños.

Frecuentemente se les acusa de crímenes, de tener redes organizadas de pordioseros y de aprovecharse de los servicios públicos.

Se cree que los gitanos o romaníes son descendientes de un grupo que dejó lo que hoy en día es India hace más de mil años.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.