Cancelan reunión Mitchell-Netanyahu

Construcción en un asentamiento israelí en Cisjordania
Image caption Washington estaría enojado porque Israel no frena el crecimiento de los asentamientos en Cisjordania.

Este miércoles se canceló una reunión entre el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el enviado especial de Estados Unidos para Medio Oriente, George Mitchell, en medio de fuertes divisiones entre ambos países por los asentamientos israelíes en Cisjordania.

Según el periódico israelí Yediot Aharonot, EE.UU. canceló el encuentro debido a la negativa de Netanyahu a frenar la expansión de las colonias.

Pero los colaboradores de Netanyahu dijeron que fue el primer ministro quien canceló la reunión, prevista para este jueves en París.

Dijeron que era necesario llevar a cabo “más trabajo profesional” antes de celebrar el encuentro, aunque no precisaron a qué se referían.

Netanyahu llegó a París desde Roma, en su primer viaje a Europa tras asumir el poder.

“Crecimiento natural”

El gobierno de Barack Obama ha insistido en que Israel debe detener la construcción de asentamientos en territorio palestino.

Netanyahu dijo que no construirá nuevas colonias pero que su expansión debe de continuar para absorber lo que Israel califica de “crecimiento natural”.

Según la corresponsal de la BBC en Jerusalén, Katya Adler, Washington está enojado por esto y las negociaciones entre Netanyahu y Mitchell se encontrarían en un impasse.

El viaje anunciado para este lunes del ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, a Washington puede leerse entonces -añade Adler- como un intento por desbloquear las conversaciones.

Mientras, el concepto de crecimiento natural recibió un varapalo de la ONG pacifista israelí Paz Ahora, que aseguró este miércoles que el incremento en el número de colonos es mucho mayor que el justificado por el crecimiento demográfico.

¿Crecimiento natural?

La organización cita datos del Servicio de Estadística israelí que muestra que el 36% de todos los nuevos colonos llegaron de Israel y el extranjero.

Unos 300.000 israelíes viven en asentamientos en Cisjordania y otros 180.000 en Jerusalén Este, ambos territorios bajo control de Israel desde la Guerra de los Seis Días de 1967.

El número de colonos en Cisjordania era 116.300 en 1993, año en que palestinos e israelíes firmaron los acuerdos de Oslo en los que se comprometían a evitar tomar cualquier medida que obstaculice la consecución de una paz definitiva.

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) quiere establecer un estado independiente en Cisjordania, Jerusalén Este y Gaza, actualmente en manos de Hamas.

Además exige el derecho de retorno de millones de palestinos exiliados.

Netanyahu hace 10 días cedió ante las presiones estadounidenses y finalmente aceptó la creación en un futuro de un estado Palestino, aunque dijo que debían antes de cumplirse una serie de exigencias que los líderes palestinos calificaron de inaceptables.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.