Irán: confirman triunfo de Ahmadinejad

Mahmoud Ahmadinejad, presidente de Irán.
Image caption Ahmadinejad fue oficialmente reelecto con el 63% de los votos, el pasado 12 junio.

El máximo cuerpo electoral iraní, el Consejo de Guardianes, confirmó la victoria del presidente, Mahmoud Ahmadinejad, en las pasadas elecciones, tras un recuento parcial de votos.

La noticia de la decisión, que llegó tras una serie de protestas de la oposición contra una votación a la que consideran amañada, fue difundida por la televisión estatal.

El cuerpo -integrado por 12 consejeros- es el más influyente de Irán y está controlado por los conservadores.

Se cree que unas 17 personas han muerto en las protestas callejeras, protagonizadas por los opositores del presidente que fue reelegido para un nuevo mandato.

“El secretario del Consejo de Guardianes, en una carta dirigida al ministro del Interior, anunció la decisión final del Consejo… y declara la aprobación de la exactitud de los resultados… de la elección presidencial”, informó la emisora estatal.

Ahmadinejad fue oficialmente reelecto con el 63% de los votos el pasado 12 junio.

Sun principal contrincante, Mir Hossein Mousavi, ha dicho que la elección en su totalidad debe ser anulada y debe realizarse una nueva votación.

Reportes periodísticos indican que este lunes se produjeron enfrentamientos en el centro de Teherán entre manifestantes que intentaban formar una cadena humana y las fuerzas de seguridad.

Límites

El Consejo de Guardianes había pronunciado con anterioridad que cualquier irregularidad en la votación no afectaría el resultado, pero se esperaba que el recuento parcial del lunes allanaría el camino para la confirmación oficial del presidente Ahmadinejad, informa el corresponsal de la BBC en Teherán Jeremy Bowen.

La crisis iraní que se generó desde la elección presidencial ha transformado a la República Islámica en un nuevo y desconocido territorio, sostiene el corresponsal.

Toda clase de límites han sido cruzados con la condena pública, sin precedentes, del líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, añadió.

Irán ha quedado dividida con una élite gobernante que ha tenido una disputa pública, agregó.

Durante los actos masivos ha surgido una coalición opositora de amplia base.

No había un liderazgo efectivo, pero las autoridades fueron capaces de recuperar la iniciativa con la ayuda de las fuerzas de seguridad y cientos –algunos dicen miles– de arrestos.

Las personas que salieron a las calles están todavía enojadas por lo ocurrido, agrega el corresponsal, y las autoridades temen que la ira pueda explotar de nuevo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.