Casinos, desterrados a Siberia

Casino cerrado en rusia
Image caption Un hombre retira los muebles de un casino en Moscú, la capital de Rusia. El letrero dice: Casino cerrado .

El que quiera encontrar una mesa de póquer, de ruleta o de black jack en Rusia, desde esta semana tendrá que viajar a Kaliningrado en el Mar Báltico; Primorsky en la costa Pacífica; la región montañosa de Altai, en Siberia; o cerca de las ciudades de Krasnodar y Rostov, al sur.

Desde este 1 de Julio, entró en vigor en ese país una ley que prohíbe los juegos de azar. Los casinos han sido cerrados y serán confinados a cuatro regiones muy alejadas de la capital.

La ley, propuesta por Vladimir Putin cuando era presidente, fue aprobada por el Parlamento en el año 2006 para entrar en vigor en 2009. También prohíbe el juego a través de Internet, en los aeropuertos, supermercados y otros sitios.

A las 12 de la noche de este 1 de Julio, Richard Galpin, corresponsal de la BBC, estuvo con la policía rusa recorriendo los casinos de la ciudad. Equipos de inspectores han estado vigilando que la nueva ley sea obedecida. Según reportes iniciales, todos los casino ya han sido cerrados.

Moscú, la capital Rusa, tiene algo más de 500 casinos. La industria del juego creció rápidamente desde 1991, cuando tras la caída del comunismo, el juego de azar volvió a ser legal. Algunas partes de Moscú se asemejaban a Las Vegas, indico Galvin.

La proliferación de casinos provocó desagrados en muchos rusos, especialmente en las personas mayores. "Que los cierren, que los saquen todos de Rusia”, dijo a la agencia AP Galina Beleznikova, ciudadana de 65 años. El gobierno dice que esta acción radical es necesaria para proteger a la población.

El gobierno ruso dice que hay muy buenas razones para imponer regulaciones tan fuertes. Aparentemente el crecimiento exponencial de casinos en Rusia está directamente vinculado al similar crecimiento de adictos al juego en la población.

Cifras reales de adictos al juego son difíciles de calcular. Sin embargo, el Padre Anatoly Berestov, un cura ortodoxo que dirige una clínica para combatir adicciones situada en una iglesia moscovita, dice estar convencido que el número de adictos al juego de azar se ha disparado en los últimos años.

Aunque, el periódico ruso Novyye Izvestia señala que la medida podría servir para arrancar de raíz el elemento criminal que, se entiende, es quien controla la industria del juego, un reporte de la agencia Rusa Tass indica que la medida podría llevar al surgimiento del juego de manera ilegal.

Impacto económico

A 24 horas de haber entrado en vigor esta ley, la agencia Rusa Tass publicó nuevas cifras de desempleo en esa nación.

Citando al diario Novyye Izvestia, el Comité Estatal de Estadísticas informa que el actual número de desempleados en Rusia alcanzó los 7,5 millones en mayo de 2009.

Se espera que este año las cifras sigan en aumento, alcanzando el 10,4 por ciento de la población. Esta nueva ley que ha cerrado los casinos en Rusia se estima pondrá en la calle a unas 400.000 personas.

En una entrevista con el programa "Hora 25" de la televisora estatal rusa, Andrey Metelskiy, vice presidente de la Duma, se refirió al impacto económico y social del cierre de los casinos y otros centros del juego en Moscú. El dijo que el presupuesto de Moscú perdería alrededor de 4 billones de rublos ($7,8bn) en ingresos anuales, pero se refirió a los positivos efectos sociales de la medida.

El dueño de la mayor cadena de casinos rusos, storm International, es el empresario británico Michael Boettcher. Entrevistado por la BBC dijo que con la ley va a perder millones pero que planea mover sus negocios a otros países del área. Pero los que más van a sufrir, dijo, son sus empleados. Solo en su cadena de casinos, 6000 empleados han quedado en la calle desde este miércoles.

Siberia: la nueva Vegas

Image caption Una de las 4 apartadas zonas donde el juego es legal en Rusia.

Pero el juego no está prohibido del todo en Rusia. Según Michael Boettcher, el gobierno está deliberadamente tratando de separar a la población de las mesas de juego.

El gobierno ruso ha designado cuatro zonas del país a las cuales se trasladarán todos los casinos que han sido cerrados. "Esta es una idea poco realista” dijo a la agencia Reuters Samuel Binder, vice director ejecutivo de la Asociación Rusa para el Desarrollo del Negocio del Juego.

Las regiones designadas para la proliferación de esta industria requieren grandes inversiones. Hay poca infraestructura y personal. Algunos analistas señalan que no será sostenible del todo.

Este miércoles las autoridades de la regiones de Krasnodar y Rostov, situadas al sur en elMar de Azov, designaron una zona costera a un complejo llamado Azov-City, un ambicioso proyecto de casinos que actualmente no pasa de ser un sitio en construcción.

El gobernador de la región, Alexander Tkachyov, participó de la pequeña ceremonia e hizo un llamado a los empresarios a invertir en la región.

Pero a juzgar por las imágenes, la nueva Vegas Rusa podría demorar años.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.