Irán "enjuiciará" a empleados de embajada británica

Estudiantes iraníes queman banderas británicas y de EE.UU., durante una protesta fuera de la embajada británica en Teherán el 23 de junio de 2009
Image caption En Teherán se han realizado protestas antibritánicas fuera de la embajada del Reino Unido.

Dos empleados de la embajada británica en Irán, acusados de incitar protestas en el país, serán llevados a juicio, dijo el ayatolá Ahmad Jannati, cabeza del máximo cuerpo legislativo iraní, el Consejo de Guardianes.

Durante las oraciones de este viernes, el ayatolá señaló que los detenidos -quienes son ciudadanos iraníes- habían confesado, y que inevitablemente serían juzgados.

La cancillería británica en Londres expresó su preocupación y dijo que estaba buscando confirmar los reportes.

Los gobiernos de la Unión Europea están considerando retirar de manera temporal a sus embajadores en Irán en protesta por las detenciones.

"Enemigos"

El fin de semana pasado, nueve empleados de la embajada británica fueron detenidos en Teherán. El gobierno del Reino Unido informó que habían sido liberados todos, excepto dos de ellos.

Teherán y otras ciudades iraníes fueron escenario de fuertes protestas, luego de las elecciones presidenciales de junio, ensombrecidas por denuncias de fraude.

El gobierno iraní ha acusado de forma repetida a los gobiernos extranjeros -especialmente el Reino Unido y Estados Unidos- de inmiscuirse y atizar las protestas postelectorales.

El Reino Unido protestó enérgicamente contra las detenciones y calificó las acusaciones de carentes de fundamento.

El líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, describió el mes pasado al Reino Unido como el "más malévolo" de sus enemigos.

En esta confrontación, Teherán expulsó a dos diplomáticos británicos y el Reino Unido respondió con la misma moneda.

Según los historiadores la desconfianza entre británicos e iraníes data de 1800, cuando Irán -entonces Persia- fue forzada a ceder territorio a Rusia en un tratado diseñado por un diplomático británico.

En tiempo modernos, en 1953, agentes británicos apoyaron un golpe de Estado organizado por la CIA contra un gobierno electo iraní.

En 2007, Irán capturó a 15 soldados de la armada británica que patrullaban aguas entre Irak e Irán y fueron retenidos por 12 días.

El Reino Unido es también uno de los oponentes principales al programa nuclear de Iran. El gobierno británico afirma que Irán busca desarrollar armas nucleares, acusación que niega Teherán.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.