Octogenario "nazi", a juicio

John Demjanjuk
Image caption Demjanjuk asegura que fue un prisionero de guerra de los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

Alemania podrá juzgar a John Demjanjuk, acusado de asesinar a 29.000 judíos cuando era guardia nazi en el campo de exterminio de Sobibor en 1943.

El anuncio fue efectuado luego de que acusadp superara un examen médico.

Poco antes, Demjanjuk había trasladado desde la prisión donde está retenido hasta un hospital en Múnich para ser tratado de gota, una enfermedad de las articulaciones.

El presunto criminal de guerra, de 89 años, fue deportado de Estados Unidos a Alemania en mayo tras una larga lucha por lograr su extradición.

Sin embargo, tal como apunta el corresponsal de la BBC en Alemania, Steve Rosenberg, las vistas no podrán superar dos sesiones de 90 minutos cada una por día. La fiscalía planea presentar los cargos a finales de mes.

Rosenberg añade que entre las pruebas que hay contra él, figuran una tarjeta de identidad de las SS con su fotografía y testimonios que le vinculan a Sobibor.

Demjanjuk niega las acusaciones y asegura que durante la Segunda Guerra Mundial fue capturado en su nativa Ucrania por los alemanes, quienes lo mantuvieron como prisionero de guerra.

Lea: EE.UU. deporta a Alemania a supuesto nazi

Camino tortuoso

Antes de ser deportado, Demjanjuk llevaba cerca de 30 años luchando para quedarse en EE.UU.

Demjanjuk emigró a ese país en 1952 y trabajó durante muchos años como obrero de la industria automotriz en Ohio.

En 1977 fue extraditado a Israel, donde estaba acusado de ser un notorio guardia nazi conocido como "Iván el Terrible".

Sin embargo, la Justicia israelí no pudo establecer si se trataba de ese sospechoso y finalmente anuló su sentencia de muerte.

En 1999, Demjanjuk fue acusado en EE.UU. de mentir en su formulario de inmigración por ocultar que aparentemente trabajó como guardia nazi.

Tres años después, un juez de inmigración estadounidense consideró que existía evidencia suficiente de que Demjanjuk había tenido esa función en varios campos de concentración.

En 2005, un juez de inmigración estadounidense determinó que podía ser deportado a Alemania, Polonia y Ucrania, y un año después un tribunal de apelaciones confirmó esta medida afirmando que no había indicios que indicaran que Demjanjuk podía ser torturado si regresaba al último país, como él sostenía.

El año pasado, la Corte Suprema de EE.UU. rechazó una presentación judicial de Demjanjuk en contra de su deportación.

En marzo de este año, las autoridades alemanas emitieron una orden de arresto contra el sospechoso. Un mes después, agentes lo arrestaron en su casa en Cleveland, pero un tribunal de apelaciones detuvo su envío a Alemania.

Finalmente, la corte de apelaciones de Ohio consideró que su salida del país debía hacerse efectiva, argumentando que había suficientes garantías de que el acusado recibiría una atención médica adecuada.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.