Junta birmana desaira a Ban Ki-moon

Ban Ki-moon y el general Than Shwe
Image caption Ban Ki-moon se mostro "profundamente decepcionado" por la negativa de la Junta Militar birmana.

El gobierno militar de Birmania impidió que el secretario de Naciones Unidas se reuniera con la líder de la oposición encarcelada, Aung San Suu Kyi, uno de los principales objetivos de su visita al país asiático.

"Me siento profundamente decepcionado", comentó Ban Ki-moon a los periodistas. "Estoy muy triste de informaros de que no va a ser posible", añadió.

Tras una segunda ronda de conversaciones, el general Than Shwe, líder militar del país, informó al secretario general de la ONU de que no iban a autorizar su reunión con la líder opositora.

Sin embargo, horas antes de conocer la negativa, Ban Ki-moon aseguró que Than Shwe, en una primera reunión, le había indicado que él no quería interferir en el proceso judicial contra Suu Kyi.

Elecciones en 2010

A pesar del rechazo a la reunión con la líder opositora, Ban Ki-moon declaró que el jefe del gobierno birmano le había asegurado que las elecciones previstas para 2010 se celebrarían "de una manera justa, libre y transparente".

Estas declaraciones causaron cierta polémica entre los críticos del régimen birmano.

Las elecciones del año que viene forman parte de la "hoja de ruta hacia la democracia" trazada por el gobierno, pero los críticos aseguran que se trata de una farsa diseñada para fortalecer el poder del general, en el gobierno desde hace más de 40 años.

"Than Shwe aseguró a Ban Ki-moon que después de las elecciones se reconvertirá en un ciudadano más, ya que el gobierno que se forme será civil", indicó Laura Trevelyan.

La oposición apuntó que el juicio contra Suu Kyi está preparado para mantenerla fuera de juego hasta que pasen las elecciones.

Balance de la visita

Después de dos días de visita, en la tarde del sábado se espera que el responsable de la ONU pronuncie un discurso en el que valorará la situación en Birmania.

"Ban Ki-moon termina su visita sin nada concreto que mostrar. Algunos funcionarios de Naciones Unidas tenían la esperanza de que los generales pudieran liberar algunos presos políticos. Altos cargos de la ONU aseguran que Ban transmitió a la junta militar los requisitos que deben de cumplir para ganarse el respeto internacional", informó desde Birmania la reportera de la BBC Laura Trevelyan.

Entre esas peticiones se encuentra la liberación de todos los prisioneros políticos de Birmania que se calcula ascienden a más de 2.000.

Sin embargo, uno de los puntos principales del viaje de Ban Ki-moon, la reunión con Suu Kyi, quedó finalmente fuera de la agenda. Varios grupos de derechos humanos habían advertido que la visita del secretario general sería un "fracaso" si no lograba reunirse con líder opositora.

Suu Kyi, encarcelada

Suu Kyi, galardonada con el premio Nobel de la Paz, pasó la mayor parte de los últimos 20 años en prisión o bajo arresto domiciliario.

El pasado mayo, fue trasladada a la prisión después de que un estadounidense consiguiera llegar a nado hasta su casa, situada a orillas el de un lago, y se pusiera en contacto con ella.

La opositora está acusada de haber violado su arresto domiciliario y su juicio, que ya fue pospuesto en ocasiones anteriores, fue atrasado una vez más este viernes. Ahora, si fuera condenada, se enfrentaría a cinco años más de prisión.

"Al mismo tiempo que la visita de Ban Ki-moon sirvió para llamar la atención del mundo sobre la situación en Birmania, se corre el riesgo de que sea utilizada por los generales para demostrar que están empezando a comprometerse con el mundo exterior cuando, de hecho, no tienen ninguna intención de hacerlo", subrayó Trevelyan.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.