Las cuentas pendientes del G-8

Miembros de una organización católica de ayuda.
Image caption Organizaciones de ayuda intensificaron sus reclamos al G-8 en los días previos a la cumbre.

Los líderes del G-8 enfrentan una de sus mayores pruebas de credibilidad en la cumbre que inician este miércoles en el pueblo italiano de L'Aquila, ante la lluvia de críticas de organizaciones de ayuda internacional por incumplir sus promesas de ayuda a los países pobres.

El G-8 -compuesto por los países más industrializados más Rusia- se comprometió en 2005, en la cumbre de Gleneagles, Escocia, a otorgar alrededor de US$50 mil millones de dólares en ayuda a los países pobres para el año 2010. La mitad de estos fondos estaban destinados a África.

A cuatro años de esa cumbre, organizaciones de ayuda en todo el mundo advierten que el grupo está muy lejos de cumplir sus metas.

"En este momento y si se mantienen las predicciones, parecería que sólo se desembolsará poco más de la mitad de esa suma", señaló a BBC Mundo Jon Sleater, portavoz de la organización británica Oxfam.

Otras organizaciones como Action Aid advierten que los fondos gubernamentales para la ayuda están cayendo, en un momento en el que la crisis financiera ha llevado a la pobreza a 200 millones de personas más en todo el mundo.

"Los países del G-8 deben dejar atrás años de promesas rotas si quieren recuperar autoridad en el liderazgo de la lucha contra la pobreza", señalaron también Caritas Internacional y la red internacional de agencias de desarrollo católicas.

Promesas incumplidas del G-8, ¡Opine!

Italia blanco de ataque

El anfitrión, el gobierno del primer ministro italiano Silvio Berlusconi, ha sido uno de los principales blanco de las críticas.

Un informe reciente de la organización ONE, liderada por las estrellas de rock Bob Geldof y Bono, señala que Italia no debería presidir una cumbre como la de este miércoles.

"Italia no tiene credibilidad para encabezar discusiones de importancia global como las que se llevan a cabo en el G-8, a juzgar por la falta de cumplimiento de sus promesas", señala el informe.

Jon Slater, portavoz de la organización británica Oxfam, dijo a BBC Mundo que Italia ha destinado apenas 0,2% de su ingreso nacional a la ayuda internacional.

Al respecto, el embajador italiano en Londres, Giancarlo Aragona, reconoció, en conversación con la BBC, que su país no está cumpliendo con sus compromisos.

"Hemos tenido que reducir la ayuda debido a la crisis económica", destacó el diplomático.

Jon Slater destacó que Francia también están en la lista negra. "Otros países como Japón tienen también que ponerse al día, mientras que el Reino Unido y Canadá están cumpliendo, pero deben mantener el nivel de contribución".

¿Menos fondos para ayuda?

Uno de los dilemas que enfrentan los gobiernos es cómo reducir los enormes déficits fiscales que están acumulando como resultado de la crisis financiera y al mismo tiempo cumplir con sus promesas de ayuda al desarrollo.

Image caption El gobierno del primer ministro Silvio Berlusconi ha sido uno de los principales blancos de ataque.

Italia en particular ha señalado que las presiones fiscales actuales hacen que sea virtualmente imposible cumplir con esas metas.

Sin embargo, organizaciones de ayuda internacional han señalado que la ayuda prometida en Gleneagles representa apenas un 2% del paquete de estímulo fiscal anunciado por los países industrializados en el marco de la cumbre del G-20, en abril pasado.

Pero la crisis económica está teniendo un impacto severo en los países más pobres. El Banco Mundial estima que 2.8 millones de niños más de lo habitual podrían morir de aquí a 2015 si no se toman medidas urgentes para mitigar el efecto de la recesión en los más pobres.

"Es necesario que los líderes del G-8 no sólo se centren en la crisis económica, sino también en la situación de millones de personas en todo el mundo que no contribuyeron a esta situación y que sin embargo son los más golpeados por la recesión", señaló Jon Sleater.

El tema de la ayuda al desarrollo, particularmente a África, figura entre los principales puntos de la agenda de la reunión de hoy y como muestra de ello varios líderes de países africanos fueron invitados.

Paro esos jefes de Estado africanos el éxito de cumbres como las de este miércoles será medido en función de qué tanto dinero en efectivo reciben de aquí al 2010.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.