Por qué Obama eligió Ghana

Niño frente a cartel de Obama y Atta Mills
Image caption En Ghana se preparó una calurosa bienvenida al presidente de Estados Unidos.

La primera visita de Barack Obama como presidente de EE.UU. al África subsahariana ha generado expectación y cierta controversia por la elección del destino.

Las calles de Accra, la capital de Ghana, han sido cuidadosamente engalanadas con carteles de bienvenida para recibir con todos los honores al mandatario estadounidense, que llega este viernes acompañado de Michelle Obama y sus dos hijas.

Sin embargo, la elección de Ghana en lugar de Kenia, país del que procede su familia paterna, o de gigantes como Nigeria o Sudáfrica, para su primera visita al continente ha causado revuelo entre sus vecinos africanos.

Desde Washington se destacan los méritos democráticos de Ghana como la principal razón de esta elección.

¿Desaire a Nigeria?

En Nigeria, el país más poblado de África, el debate se extendió a partir de las declaraciones del escritor y premio Nobel Wole Soyinka, que afirmó que Obama hacía bien en ignorar a su país por sus abusos a los principios de la democracia.

Por su parte, el director del Comité de Relaciones Exteriores de Nigeria, el senador Jibril Aminu, dijo que si Obama tenía alguna preocupación sobre la salud de la democracia nigeriana debería haber hecho públicas sus críticas allí.

Para Martin Plaut, editor del servicio africano de BBC, Nigeria no era el país más adecuado para esta visita oficial a causa de las dudas sobre la forma en la que el presidente Umaru Yar'Adua fue elegido en 2007.

Image caption Ghana fue el primer país subsahariano que se liberó de los poderes coloniales.

Plaut añade que Kenia, la tierra del padre de Obama, experimentó una escalada de violencia tras las elecciones de diciembre de 2007 que también dañó su reputación democrática.

Según el analista de la BBC, Sudáfrica tampoco calificaba por tener un presidente, Jacob Zuma, nuevo en el cargo. Así que Ghana era la opción más clara para los asesores del gobierno estadounidense.

Ghana, tocada por la varita

Lo cierto es que los ghaneses no tienen dudas de que merecen ser el primer destino africano del presidente Obama.

El presidente John Atta Mills, quien ganó unas elecciones muy ajustadas en enero pasado, lidera un país que ha dado la oportunidad de gobernar a sus dos grandes partidos políticos en los últimos 16 años.

Y no sólo suma méritos democráticos; también fue la primera nación subsahariana que se independizó del poder colonial de Reino Unido en 1957.

Sin embargo, como señala Martin Plaut, una de sus cualidades fundamentales es el petróloeo, del cual Estados Unidos depende cada vez más.

El analista político ghanés Niyi Alabi le dijo a la BBC que hay otra muy buena razón para elegir Ghana y es el hecho de que este país será la base de operaciones de los comandos antiterroristas estadounidenses.

Mensaje a África

Image caption Una gran cantidad de productos como camisetas y banderitas con la cara de Obama se venden en Accra.

La espectativa por la visita de 24 horas no es sólo ghanesa: se espera que Obama hable en el parlamento y se dirija a África para hacer pública su política hacia el continente.

Además, el presidente de Estados Unidos ha estado recibiendo miles de mensajes de texto de más de cincuenta países africanos antes de su llegada.

La Casa Blanca dijo que Obama responderá a preguntas enviadas desde teléfonos celulares, seleccionadas por un grupo de periodistas de Kenia, Senegal y Sudáfrica.

El mandatario también visitará el Castillo de Esclavos, en Cape Coast, un lugar con ecos profundos de la traumática relación de África con Occidente, que también resuena en los orígenes de muchos afroestadounidenses.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.