Obama examina masacre en Afganistán

General Dostum
Image caption Los prisioneros estaban bajo la custodia de Dostum, señor de la guerra.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que las acusaciones en torno a un supuesto asesinato en masa de prisioneros talibanes en Afganistán no habían sido correctamente investigadas.

El mandatario indicó que está examinando los hechos, que habrían ocurrido en 2001 a manos de los aliados de los militares estadounidenses.

El anuncio se realizó luego de unas acusaciones al gobierno de George W. Bush sobre su resistencia a investigar el incidente.

"Le he pedido a mi equipo de Seguridad Nacional que recopile todos los hechos", afirmó Obama durante una entrevista concedida a la cadena de noticias estadounidense CNN.

La demanda se refiere a la muerte de cientos, o incluso miles de combatientes del Talibán que se habían rendido a la Alianza del Norte -formada por diversos grupos étnicos y religiosos y respaldada por EE.UU.- a finales de 2001.

Los prisioneros estaban bajo la custodia del general Abdul Rashid Dostum, un señor de la guerra afgano apoyado por EE.UU..

De acuerdo al corresponsal de la BBC en Washington John Donison, las acusaciones en contra de Dostum indican que supervisó el proceso de asfixia que padecieron hasta 2.000 prisioneros.

Según las acusaciones, los prisioneros fueron dejados deliberadamente para que se asfixiaran en contenedores de la opositora Alianza o fueron asesinados cuando eran transportados en camiones.

Las acusaciones salieron a la luz pública en 2002 pero entonces no se realizó ninguna investigación formal.

El pasado viernes, el periódico estadounidense The New York Times citó a fuentes gubernamentales y organizaciones de derechos humanos, quienes dijeron que "funcionarios del gobierno de Bush habían desalentado repetidamente los esfuerzos para investigar el incidente".

El tema ha cobrado importancia en Washington desde que el mes pasado, el general Dostum se reincorporó como jefe del Estado Mayor del presidente afgano, Hamid Karzai.

Actualmente, Dostum se encuentra en el exilio, en Turquía, tras ser suspendido por amenazar a un rival político a punta de pistola.

"Tenemos que saber"

"Me han llegado recientemente indicaciones de que (la supuesta masacre) no fue correctamente investigada", señaló Obama a CNN durante una entrevista que será televisada a las 0200 GMT del martes.

"Si parece que nuestra conducta ha apoyado de alguna manera una violación de las leyes de guerra, entonces creo que tenemos que saberlo", afirmó.

Image caption Las acusaciones salieron a la luz pública en 2002 pero no se realizó una investigación formal.

De acuerdo con informes de la revista Newsweek y del diario The New York Times publicados en 2002, los prisioneros murieron en camiones porta contenedores que estaban abarrotados mientras eran transportados desde Kunduz, en el norte de Afganistán, hacia la prisión de Sheberghan, en el oeste de Mazar-e-Sharif.

Supuestamente habían dejado que los prisioneros se asfixiaran o estos recibieron disparos dentro de los contenedores antes de ser enterrados en fosas comunes.

Para ese entonces el general Dostum estaba incluido en la nómina de pagos de la CIA y sus milicias trabajaban junto a las fuerzas estadounidenses, publicó The New York Times.

El periódico señaló que el gobierno de EE.UU. también estaba preocupado por la desestabilización del gobierno del presidente afgano, dentro del cual el general Dostum estaba sirviendo como funcionario de defensa.

El diario citó a Pierre Prosper, enviado para crímenes de guerra bajo el gobierno del presidente George W. Bush, quien afirmó que en la Casa Blanca "nadie dijo 'no' a una investigación, pero nadie dijo 'sí', tampoco".

"La primera reacción de todo el mundo allí fue 'Oh, este es un tema delicado; es un tema políticamente de cuidado'".

Dostum admitió que hasta 200 prisioneros murieron, pero insiste en que esas muertes no fueron intencionales.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.