Vuelven las muertes a Urumqi

Policía en Urumqi
Image caption Urumqi permanece en tensión con una fuerte presencia policial.

Dos uigures murieron a manos de la policía china en Urumqi, capital de la región de Xinjiang en el oeste de China.

Se trata del incidente más grave en días en la ciudad, de acuerdo a Chris Hogg, corresponsal de la BBC en Pekín.

En el último episodio de violencia también resultó herida una persona.

Funcionarios del gobierno aseguraron que la policía estaba tratando de prevenir que los tres implicados atacaran a otro uigur en las cercanías de un hospital.

De acuerdo al gobierno, los uigures portaban largos cuchillos y palos.

Las autoridades también señalaron que los funcionarios trataron de detenerlos pero se resistieron.

La policía lanzó disparos de advertencia, que fueron ignorados, y luego los atacó directamente.

El sobreviviente y la víctima del ataque están siendo tratados en un hospital.

Tensión

La violencia desatada hace ocho días en esta región de China había dejado al menos 184 muertos, la mayoría de la etnia han, según cifras oficiales.

Aunque grupos de uigures en el exilio aseguran que han muerto cientos de miembros de su etnia.

El número de heridos alcanzó los 800.

Lea: ¿Qué ocurre en China con los uigures?

Urumqi permanece en tensión con una fuerte presencia policial, aunque más comercios han abierto en los últimos días.

El nuevo brote de violencia se produjo luego de que las autoridades declararan que la calma había vuelto a Urumqi tras los disturbios de la semana pasada.

Miles de efectivos de seguridad adicionales han estado patrullando la ciudad desde el estallido de violencia el 5 de julio.

Nuer Baikeli, gobernador de Xinjiang, declaró en un discurso televisado: "Protegeremos firmemente la solemnidad de la ley y haremos todos los esfuerzos para encontrar a los criminales que participaron en las golpizas, destrozos, saqueos e incendios".

Baikeli advirtió que los que sean hallados culpable serán sancionados "con la mayor severidad".

La violencia estalló en Urumqi luego de que creciera el malestar por cómo las autoridades manejaron una reciente crisis entre trabajadores uigures y de la etnia han, la mayoritaria en China.

Parte de la población uigur, compuesta por ocho millones de personas, tiene sentimientos separatistas y se opone a lo que denominan preponderancia cultural impuesta por el Partido Comunista Chino en la región.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.