Sotomayor se enfrenta a sus críticos

 Sonia Sotomayor
Image caption En 2002 dijo que una "latina inteligente" podría tomar mejores decisiones.

La jueza aspirante a la Corte Suprema de Estados Unidos, Sonia Sotomayor, negó que su condición de latina y su experiencia personal vayan a influir en su toma de decisiones.

En el segundo día de audiencias ante el comité de senadores encargados de escrutarla, Sotomayor se enfrentó a aquellos que insinuaron que algunas de sus declaraciones públicas reflejaron una ausencia de imparcialidad.

"Quiero decir ante ustedes, sin equívocos ni dudas, que no creo que la pertenencia a un grupo étnico o racial o a un género sea una ventaja para (tomar) una decisión justa", declaró en el Capitolio.

Algunos políticos republicanos y medios conservadores le habían reprochado que en 2002 hablara de las ventajas de ser hispana a la hora de entender ciertos casos, cuando afirmó que una "latina inteligente" podría tomar mejores decisiones que un juez blanco anglosajón.

"Una floritura retórica"

Sotomayor, criada en un barrio pobre de Nueva York y con orígenes puertorriqueños, dijo ante los representantes que estas declaraciones habían sido sólo "una floritura retórica" que no surtieron el efecto deseado.

"Dio la impresión de que yo creía que las experiencias vitales pesaban a la hora de decidir un caso, algo que, claramente, yo no hago como jueza", aclaró al senador republicano Jeff Sessions, quien la cuestionó sobre el tema.

Durante al menos cuatro días, la comisión judicial escuchará a decenas de testigos hablar a favor y en contra de su nombramiento.

De ser confirmada en el cargo, Sotomayor se convertiría en la primera hispana y la tercera mujer en llegar a la Corte Suprema.

Como recordó el corresponsal de la BBC en Washington, Kevin Connolly, a pesar de estos cuestionamientos es muy probable que Sotomayor sea aprobada por la comisión de Justicia, donde los demócratas -el partido de Barack Obama, quien fue el que la propuso- cuentan con los 60 votos necesarios para que el proceso no sea aplazado.

Además, el Partido Republicano no quiere presentarse como una bancada hostil a esta mujer, que es considerada como una heroína por la minoría hispana, un grupo que crece en importancia en las citas electorales.

Muchos ven en la de Sotomayor una historia parecida a la del propio presidente Barack Obama, pues como él, la jueza viene de una familia pobre, superó todos los obstáculos y se graduó con honores en las universidades de Yale y Princeton.

Aborto y armas

Image caption Los senadores le pidieron su opinión sobre temas controvertidos como el aborto o las armas.

El tribunal supremo vigila que se aplique la Constitución de Estados Unidos y decide sobre temas controvertidos como el porte de armas o el aborto.

Por eso los republicanos esperan usar las audiencias para presentar a la jueza como una "activista política" y ventilar puntos que los diferencian de los demócratas, aseguró el corresponsal de BBC Mundo, Carlos Chirinos.

Sotomayor tuvo que dar su opinión acerca de una decisión judicial de 1973 que legalizó el aborto en EE.UU.

"Considero a todos los precedentes de la Corte Suprema como ley consolidada".

La magistrada también se enfrentó a cuestiones como el derecho a la intimidad y el control de armas.

"Comprendo lo importante que es el derecho a portar armas para tantos estadounidenses", dijo. "No tendría prejuicios a la hora de enfrentarme a esta cuestión si me convierto en miembro de la Corte Suprema".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.