¿Quién defenderá a Europa del Este?

Barack Obama y Dmitry Medvedev en el Kremlin / Foto de archivo
Image caption Los líderes de Europa central y del Este no se oponen a la nueva relación, pero temen que se los olvide.

En momentos en que el mundo recuerda la llegada del hombre a la luna, fruto de una carrera espacial enmarcada en las tensiones ideológicas de la Guerra Fría, y tan sólo días después de una amistosa visita del presidente de EE.UU. a Moscú, varios ex mandatarios y líderes de países del Este de Europa han publicado una carta abierta a Barack Obama pidiéndole que no se olvide de ellos.

En vista del resurgimiento de Rusia como eje de influencia en la región, estos "peces gordos" de Europa central y oriental piden a EE.UU. que recuerde que se ha comprometido a defenderlos en el marco de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

"Rusia vuelve a ser una potencia revisionista al guiarse por una agenda del siglo XIX, con tácticas y métodos del siglo XXI", sostienen los ex presidentes polacos Lech Walesa y Aleksander Kwasniewski, su homólogo checo Vaclav Havel y otros antiguos líderes de Lituania, Estonia, Rumania y Polonia, en la carta publicada en periódicos de Polonia y República Checa.

A pesar de que los firmantes no dejan de acoger con beneplácito el tono relajado de las relaciones ruso-estadounidenses, deploran la posibilidad de que la OTAN resulte ineficiente a la hora de escuchar sus necesidades estratégicas frente a la Rusia revisionista y piden a la organización que honre los principios que impulsaron su fundación en 1949.

"Creer que los problemas de la región están superados es una visión prematura", dicen. La carta de tres páginas ve la luz tras una serie de ataques republicanos contra la política de Obama hacia Moscú, que pretenden socavar el apoyo del mandatario estadounidense en este aspecto de la política exterior tras el entibiamiento de las relaciones con Rusia.

Georgia los hace temblar

Image caption En la carta, los signatarios señalan el caso de Georgia como muestra de debilidad de la OTAN.

La gran crítica de los signatarios es que parecería que Estados Unidos cree superados los problemas en Europa Central y que ya es hora de dar vuelta la página, mientras los 22 líderes que firman la carta dicen sentir una "intimidación creciente" por parte de Moscú.

Para los firmantes, muchos de los cuales colaboraron en sus respectivos países para el derrumbe de la URSS, la OTAN es ahora más débil que cuando se integraron a ella sus miembros y proponen como ejemplo la guerra contra Georgia por Osetia y Abjasia, donde la OTAN no se movilizó en defensa de la integridad de este país. La misiva exhorta al fortalecimiento de los lazos europeo-estadounidenses y sugiere avanzar en el programa de escudo contra misiles en Polonia y las instalaciones de radares en la República Checa, propuesto por el anterior gobierno estadounidense de George W. Bush. El desarrollo de estos proyectos -sugiere la carta- funcionaría como garantía de una relación viva entre Estados Unidos y Europa, y "tendría mucho impacto en la región".

Rusia se opone frontalmente al proyecto y Obama lo ha mandado revisar, aunque EE.UU. insiste en que el escudo no representa una amenaza para Rusia.

Si la OTAN no se ocupa de prepararse para la defensa de sus miembros ante agresiones externas, entonces los gobiernos no colaborarán con tropas para las misiones emprendidas por la organización en otras regiones del mundo, explica el corresponsal de la BBC especializado en asuntos diplomáticos Jonathan Marcus.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.