Clinton busca acercarse a India

Hillary Clinton en India
Image caption La secretaria de Estado de EE.UU recibió una cálida bienvenida de parte del gobierno de la India.

En su primer viaje a Asia Hillary Clinton no visitó India. Ahora, la secretaria de Estado de Estados Unidos se reservó cuatro días en ese país para hablar con líderes empresariales y mujeres activistas en Bombay y reunirse con líderes políticos en Nueva Delhi.

Antes de salir de Washington, Clinton hizo hincapié en que su gobierno iba a hacer todo lo posible para ampliar y profundizar el compromiso entre ambas naciones. Ése es el mensaje que India quiere escuchar. Como durante los primeros meses de la administración de Barack Obama la Casa Blanca prestó especial atención a Pakistán, Afganistán y la lucha contra Al-Qaeda, India temía que EE.UU. viera a la región a través de esa lente.

Generalmente los funcionarios estadounidenses suelen hacer una visita a Pakistán cuando viajan a India, pero en esta ocasión eso no ocurrirá: Clinton visitará Islamabad dentro de unos meses.

Doble intención

Para Clinton, el objetivo de su visita es doble.

Por una parte, quiere convencer a India de que la administración demócrata tiene interés en estrechar los lazos con ese país como lo hizo George W Bush.

Durante la presidencia del republicano, ambas naciones firmaron un acuerdo nuclear que puso fin a tres décadas de prohibición de comercio nuclear con Nueva Delhi. Clinton quiere mantener ese impulso.

Pero la funcionaria también está buscando resultados tangibles mientras dura su visita. Espera firmar un acuerdo de monitoreo para garantizar que todo el armamento ofrecido a India no terminará en un tercer país. Éste es un requisito legal para cualquier arma estadounidense que se venda a India.

La Casa Blanca espera además que India anuncie que tiene reservado dos lugares para empresas estadounidenses en la construcción de plantas de energía nuclear, lo que permitiría a EE.UU. beneficiarse con cualquier acuerdo lucrativo.

Cambio climático

El mes pasado, la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó un proyecto de ley que impone restricciones comerciales a los países que no implementen un tope en las emisiones de gases contaminantes.

El proyecto de ley que todavía debe pasar por el Senado preocupa a los países en desarrollo como India y China, que se han negado a comprometerse a la reducción de emisiones a menos que las naciones desarrolladas presenten sus propias estrategias.

En una entrevista con CNN, Clinton dijo que estaba viendo "cómo podemos hacer que la lucha contra el cambio climático sea una propuesta que nos dé ganancias a todos". "Ciertamente, no oirá de mí o del presidente Obama o de nuestra administración cualquier intención de impedir el desarrollo indio. Pero también entendemos la grave amenaza que plantea el cambio climático a los países costeros como India, que será de los primeros devastados si no frenamos el aumento de la temperatura que ya está sucediendo ".

Gesto

Antes de entrar en debates políticos en Nueva Delhi, Clinton pasará dos días en Bombay donde mantendrá reuniones con dirigentes empresariales, mujeres activistas y promotores de iniciativas de educación.

Image caption El hotel Taj Mahal Palace está siendo restaurada tras los atentados de 2008.

La secretaria de Estado está muy interesada en una diplomacia de "persona a persona" y usualmente celebra eventos y reuniones con dirigentes de la sociedad civil en sus visitas al extranjero.

En este viaje, la agenda de Clinton es más ligera de lo habitual, sin embargo asistirá a una pequeña ceremonia de conmemoración de los atentados en Bombay que dejaron más de 170 muertos en noviembre de 2008.

Clinton está hospedada en el Taj Mahal Palace, el lujoso hotel que fue blanco de los ataques y aún está siendo restaurado. El diario The Indian Express dijo que la elección del hotel fue un "gesto de solidaridad con la India contra el terrorismo".

Mala vecindad

Pakistán ha reconocido que estos atentados fueron planificados en su territorio, por lo que -aunque la relación entre los vecinos no está oficialmente en la agenda- la cuestión no puede ser evitada. Luego de que los ataques congelaron las relaciones entre ambos países, los gobiernos han celebrado pocas conversaciones.

Para Washington, hay mucho camino por andar mientras que siga involucrado en una batalla contra al-Qaeda en Afganistán, utilizando a Pakistán como base de apoyo.

Antes de su visita a India se especulaba que la secretaria de Estado impulsaría, en privado, la mejoría de las relaciones entre Pakistán e India y, como adelanta el periódico India Times, instaría a Nueva Delhi a unirse a Washington en el apoyo a la lucha del gobierno paquistaní contra los militantes radicales.

Pero Clinton negó que en su agenda estuviera presionar a India para que mejore las relaciones con su país vecino. Desde Bombay la funcionaria explicó que EE.UU. respeta el derecho soberano de India a tomar sus propias decisiones.

No obstante, aclaró que un mejor entendimiento entre las naciones podría ayudar a Pakistán a concentrar su atención en la lucha contra al-Qaeda.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.