El fuego asedia el nordeste de España

Un bombero trabaja en un incendio en España
Image caption Además de los focos principales en el este del país, otras regiones también están padeciendo incendios.

La de este verano es la peor temporada de incendios forestales de los últimos 15 años en las regiones españolas de Aragón y Cataluña. Cinco personas han muerto en los trabajos de extinción y el fuego, que ya quemó más de 9.000 hectáreas, obligó este miércoles a cortar durante horas la línea de tren de alta velocidad entre Madrid y Barcelona.

La última víctima mortal a causa de los incendios fue el conductor de un camión cisterna que trabajaba en la extinción del fuego en la localidad de Corbalán, en la región de Aragón, en el este del país.

El fallecido era miembro de uno de los 85 equipos contra incendios –más de 500 personas- desplegados en la zona y que, según anunciaron las autoridades locales, se verán reforzados este jueves por bomberos procedentes de Italia, Francia y Portugal.

Muertos y evacuados

Con la última víctima en Aragón, ya son cinco los fallecidos en la lucha contra el fuego esta semana en España.

El martes, cuatro bomberos murieron en la vecina provincia de Tarragona al verse cercados por las llamas y no poder huir en un incendio en la localidad de Horta de Sant Joan. En el mismo incidente, dos trabajadores más resultaron heridos y en estos momentos su estado es grave.

Por otro lado, muy cerca de la población donde tuvo lugar la última muerte, el miércoles por la tarde, un repentino cambio en la dirección del viento y de las llamas obligó a evacuar a 105 niños que se encontraban acampados en la zona.

"En los alrededores de la vecina ciudad de Teruel, más de un millar de personas fueron evacuadas de sus casas y muchas tuvieron que pasar la noche en la iglesia local. Con temperaturas por encima de los 40 grados Celsius y con fuertes vientos, se espera que la situación complique los intentos por controlar los numerosos fuegos activos en todo el país", informó desde Madrid el corresponsal de la BBC, Danny Wood.

Servicio de tren suspendido

También este miércoles, las llamas obligaron a suspender el servicio del tren de alta velocidad entre las dos principales ciudades españolas, Madrid y Barcelona. Aunque por la mañana del jueves se reanudó el servicio con normalidad, más de 6.600 viajeros se vieron afectados.

"Los servicios de emergencias ordenaron la interrupción del servicio de trenes porque varios incendios forestales próximos a los cerca de 600 kilómetros de línea férrea avanzaban sin control", apuntó Danny Wood.

Según los expertos, los incendios de este verano son los peores en los últimos 15 años en la región y en estos momentos existen al menos 15 focos activos en la zona.

Alrededor de 8.000 hectáreas de bosques fueron arrasadas en Aragón y más de 9.000 en el conjunto del país.

Invierno lluvioso y verano seco

Una situación similar están viviendo en el sur de Francia. Allí, un importante fuego, que ya está bajo control, llegó hasta las puertas de la segunda ciudad más grande del país, Marsella, después de haber obligado a evacuar a cientos de personas y haber quemado alrededor de 1.200 hectáreas.

Las razones de esta proliferación de incendios hay que buscarlas en una conjunción de factores.

Después de un invierno inusualmente lluvioso, el crecimiento de matorrales y monte bajo en la primavera fue mayor de lo habitual.

De este modo, con la llegada del verano, que este año está siendo especialmente seco y caluroso en toda la región mediterránea, los incendios forestales encontraron un escenario ideal.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.