Pyongyang quiere un teléfono rojo

Militares norcoreanos
Image caption Las autoridades de Pyongyang prefieren dialogar de "igual a igual", dice el corresponsal de la BBC en Seúl.

Corea del Norte está dispuesta a dialogar sobre su programa nuclear, pero no en los espacios abiertos hasta ahora: Pyongyang reclama línea directa con Washington.

En un comunicado del ministerio de Exteriores las autoridades norcoreanas indicaron que descartan la posibilidad de regresar a la mesa de negociaciones con China, Rusia, Japón, Estados Unidos y Corea del Sur, el grupo conocido como los Seis.

De acuerdo a Pyongyang este grupo "está estancado" debido a "su complicada composición" y "desequilibrio" interno. En el comunicado, Corea del Norte critica que a excepción suya, el resto de los países que conformaban el grupo de los Seis eran ya miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, o aliados de Estados Unidos.

Por eso Corea del Norte, cuyas autoridades dicen "saber mejor que nadie" qué pasos se deben dar para resolver el conflicto, pide "una forma específica y reservada" de diálogo que ha sido interpretada como el reclamo de una línea directa con Washington, en lo que podría desempolvar el teléfono rojo que en la década de 1960 conectó -con otros propósitos- a la Casa Blanca con el Kremlin, en la entonces Unión Soviética.

En el pasado Washington dijo estar dispuesto a entablar conversaciones directas, pero sólo si Corea del Norte retornaba al diálogo y daba pasos definitivos hacia un cese de su programa nuclear.

Entre pares

Como explica el corresponsal de la BBC en Seúl, John Sudworth, el comunicado del gobierno norcoreano insiste sobre los motivos que llevaron al país a abandonar la mesa de los Seis. Según Pyongyang, este espacio se había abierto con el fin de "desarmar e incapacitar" a Corea del Norte.

Corea del Norte piensa que ganará más en negociaciones directas con Estados Unidos, dice Sudworth. Para empezar, sus autoridades pueden percibir como algo positivo si la negociación con su tradicional enemigo se da de igual a igual.

Pero es poco probable que Washington responda a esta clase de llamamientos, señala el corresponsal. En una entrevista televisada la semana pasada, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, dijo que el grupo de los Seis es el ámbito adecuado para tratar con Pyongyang, a quien ya le quedan pocos amigos, afirmó.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.