EE.UU. da plazo a Irán

En plena ofensiva diplomática estadounidense para insuflar oxígeno en el proceso de paz de Medio Oriente, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, aprovechó para reiterar a Irán que debe a responder cuanto antes a los ofrecimientos de diálogo de su país.

Image caption Gates y Barak calificaron su encuentro de positivo, aunque no coinciden plenamente sobre Irán.

La disposición de Washington no será eterna, dijo Gates, y puso como plazo tentativo septiembre, el mes en el que se reunirá la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El llamamiento del secretario de Defensa se produce seis meses después de que el presidente Barack Obama dijera que si Irán y otros países "están dispuestos a aflojar el puño, encontrarán una mano extendida".

Por su parte, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, señaló tras entrevistarse con Gates que Israel no descarta ninguna opción en cuanto a Irán, pero dijo que se debe dar "prioridad a la diplomacia y las sanciones".

Otro que recibió a Gates fue el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien aprovechó el encuentro para subrayar la preocupación de su país por el programa nuclear iraní.

A través de un comunicado oficial se informa que Netanyahu le expresó al funcionario de EE.UU. que se deben utilizar todos los medios disponibles para evitar que Irán construya armas nucleares.

Irán advertido

Israel insiste en que las ambiciones nucleares de Irán siguen siendo su preocupación primordial y en las últimas semanas EE.UU. se ha mostrado especialmente descontento por la prohibición de manifestaciones de protesta en Teherán por las controvertidas elecciones presidenciales de junio.

Sin embargo, dice la corresponsal de la BBC en Jerusalén, Katya Adler, la postura con respecto a Irán no es idéntica.

El gobierno israelí afirma que no habrá paz en Medio Oriente hasta que se perciba que la amenaza de Irán ha disminuido. Estados Unidos comprende la preocupación, pero no la comparte.

En cuanto a la forja de un acuerdo entre israelíes y palestinos, Gates dijo que no sería "algo rápido ni sencillo", pero indicó que es la única manera de garantizar a ambas partes "la seguridad que merecen".

Tras su paso por Israel, Gates seguirá hacia Jordania, donde se entrevistará con el rey Abdullah.

Gira regional

Las relaciones entre Israel y EE.UU., por otro lado, se han puesto tirantes desde que Obama reclamó que se detengan las construcciones en los asentamientos israelíes en territorio cisjordano ocupado.

Tras la visita de Gates ahora llega a Jerusalén George Mitchell, el enviado especial de Barack Obama a Medio Oriente, quien se encontraba en El Cairo donde se reunió con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, para conversar sobre la posibilidad de un acuerdo entre las facciones palestinas de Hamas y Fatah.

También se entrevistó con las autoridades sirias en un intento por recabar apoyo regional a la nueva iniciativa estadounidense.

Opine: ¿esta vez sí habrá diálogo?

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.