Cientos de personas mueren en Nigeria

Personas arrestadas en Bauchi, Nigeria.
Image caption En Buchi, decenas de personas fueron arrestadas tras los ataques.

Alrededor de 100 personas murieron después de que militantes islamistas llevaran a cabo tres ataques en el norte de Nigeria.

Estos hechos fueron protagonizados por seguidores del predicador Mohammed Yusuf quien lidera una campaña contra las escuelas occidentales, instituciones a las que acusan de dictar contenidos contrarios a las enseñanzas del islam.

Los disturbios empezaron el pasado viernes cuando la policía encontró a seguidores del clérigo radical Yusuf, intentando armar explosivos de fabricación casera, informa el editor de la BBC para África, Martin Plaut.

Desde entonces la violencia se ha propagado por cuatro estados de la zona norte del país.

Los partidarios de Yusuf integran el grupo Boko Haram, que significa "la educación está prohibida", que considera a la enseñanza, la cultura y la ciencia occidentales como pecaminosas.

Violencia en las calles

Image caption La violencia se extiende por los estados del norte del país.

Cerca de la estación de policía de Maiduguri en el estado de Borno, un reportero de la BBC contó cerca de 100 cuerpos. En esa zona, además, cientos de personas están huyendo de sus hogares.

En esa ciudad se ven cadáveres de civiles diseminados por las calles. Según testigos, esas personas que fueron sacadas de sus vehículos y asesinadas.

La policía y el ejército están patrullando, disparando al aire, al parecer, intentando despejar la zona de civiles.

En el estado de Yobe, en tanto, testigos le contaron a la BBC que un tiroteo se prolongó durante horas en Potiskun y una estación de policía fue incendiada.

La sede policial y los edificios vecinos han sido arrasados del suelo, dijeron los testigos.

En esos hechos se confirmó la muerte de al menos dos personas, mientras que los efectivos policiales realizaron 23 detenciones.

También hubo un ataque en Wudil, a unos 20 kilómetros de Kano, la mayor ciudad del norte de Nigeria.

Allí murieron al menos tres personas y más de 30 fueron arrestadas, mientras que un oficial superior de la policía resultó herido.

En Bauchi, en tanto, está en vigor un toque de queda, ya que el pasado domingo fue escenario de hechos violentos.

En Nigeria viven 150 millones de personas que están divididas casi en partes iguales entre musulmanes y cristianos. Ambos grupos suelen vivir en paz, a pesar de ocasionales estallidos de violencia.

Contenido relacionado