Última actualización: martes, 28 de julio de 2009 - 01:52 GMT

EE.UU. y China "moldearán el siglo XXI"

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

La relación entre Estados Unidos y China "moldeará la historia del siglo XXI", dijo este lunes en Washington el presidente estadounidense, Barack Obama, en la inauguración de un foro de discusión en el que participan ambos países.

"Esta realidad debe apuntalar nuestra sociedad (con China)", señaló Obama.

El presidente estadounidense indicó que la manera de trabajar juntos es a través de la "cooperación" y "no de la confrontación", para lidiar con el cambio climático, la seguridad y la economía, todas áreas en las que hay puntos en común.

Obama señaló además que la actual recesión ha puesto de manifiesto cómo las decisiones de una parte afectan a la otra. Precisamente, se prevé que la reunión se centrará en la recuperación económica.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, y el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, son los anfitriones del nuevo foro Diálogo Económico y Estratégico EE.UU.-China, dos días de conversaciones entre las dos naciones.

China envió al encuentro a su viceprimer ministro, Wang Qishna, y a su consejero de Estado, Dai Bingguo.

Temas en común

Hillary Clinton y Dai Bingguo

La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, es una de las anfitrionas del foro.

Las conversaciones cubrirán un amplio temario, incluyendo la proliferación de armas nucleares en Corea del Norte e Irán y la creación de fuentes de energía limpias y seguras.

"La actual crisis ha dejado en evidencia que las decisiones tomadas dentro de nuestras fronteras se reflejan en toda la economía global, y esto es cierto no sólo para Nueva York y Seattle, sino también para Shanghái y Shenzhen", declaró el presidente de EE.UU.

"Es por esto que debemos mantenernos comprometidos con una fuerte coordinación bilateral y multilateral", agregó.

Por su parte, el viceprimer ministro, Wang Qishna, señaló que la apertura de la economía china podría ayudar a la recuperación de EE.UU.

"Con la promoción de la reforma china y la apertura, China y EE.UU. mantendrán una cooperación económica aún más estrecha, y las relaciones comerciales y la relación entre los dos países seguramente seguirán avanzando", aseveró el viceprimer ministro.

Puntos de fricción

Con la promoción de la reforma china y la apertura, China y EE.UU. mantendrán una cooperación económica aún más estrecha, y las relaciones comerciales y la relación entre los dos países seguramente seguirán avanzando

Wang Qishna, viceprimer ministro de China

Pero existen áreas de desacuerdo. Por ejemplo, se espera que EE.UU. presione a China para que dependa menos de sus exportaciones y se concentre en promover su mercado interno.

Los fabricantes estadounidenses también se quejan de que no pueden competir en igualdad de condiciones con sus pares chinos, y acusan a Pekín de devaluar su moneda deliberadamente para que sus productos de exportación sean más baratos.

Por su parte, China está preocupada por el valor del dólar estadounidense, ya que es tenedora de enormes sumas de deuda de EE.UU. Se calcula que Pekín posee más de US$800.000 millones en bonos del Tesoro solamente.

Además, el país asiático teme que el plan de estímulo del gobierno de Washington aumente la inflación en EE.UU., erosionando así el valor del dólar y por lo tanto el valor de los bonos de deuda que compró China.

Importancia para EE.UU.

Sin embargo, Obama dijo que, a pesar de que los dos países pueden no estar de acuerdo en todo, él cree que juntos pueden ejercer más presión en problemas globales tales como el comercio, las emisiones contaminantes y la proliferación de armas.

"Mi confianza se basa en el hecho de que EE.UU. y China comparten intereses mutuos", apuntó.

El corresponsal de la BBC en Washington Adam Brookes afirma que el discurso de Obama puso de manifiesto por qué EE.UU. necesita de China.

"El grado de compromiso que el presidente de EE.UU. puede lograr de Pekín en cuestiones globales definirá, en gran parte, los éxitos y fracasos de su gobierno", agrega el corresponal.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.