Mafioso ruso entre la vida y la muerte

Vyacheslav Ivankov
Image caption Activo desde los '60, Ivankov es uno de los capos rusos más veteranos.

Vyacheslav Ivankov, una de las figuras más conocidas de la mafia rusa, se encuentra en estado crítico después de haber sobrevivido a un intento de asesinato en un restaurante de Moscú.

Ivankov, de 70 años, se debate entre la vida y la muerte en un hospital de la capital rusa desde el martes por la noche tras resultar herido de gravedad al recibir tres tiros en el estómago cuando salía de un restaurante.

La policía de Moscú lo presentó como "Ivankov, más conocido en el mundo criminal por el alias Yaponchik", el "pequeño japonés".

"Muchos de los mafiosos rusos tienen sobrenombres. En el caso de Ivankov, el 'pequeño japonés' se refiere a su apariencia: es bajito y con un cierto aire asiático", comentó el corresponsal de la BBC en Moscú, Steven Eke.

Inicios en la Unión Soviética

Ivankov, que fue atleta de lucha libre en su juventud, comenzó su carrera criminal en los bajos fondos de Moscú en tiempos de la Unión Soviética.

En los '60 ingresó a prisión por primera vez por participar en una reyerta en un bar.

Al salir de la cárcel empezó a frecuentar el mundo del mercado negro y participar en robos hasta que en 1982 fue sentenciado a 14 años de prisión por posesión de armas de fuego, narcotráfico y falsificación de documentos.

Sólo diez años después, en marzo de 1991, abandonó la prisión.

En aquel momento se especuló con la posibilidad de que hubiera sobornado al juez o de que una destacada personalidad política hubiera intercedido para conseguir su liberación antes de tiempo.

"Vor v zakone"

En la cárcel, Ivankov alcanzó el título de "vor v zakone" –un ladrón de ley-, grado máximo dentro de la jerarquía criminal rusa.

"Esta denominación hace referencia al estricto código de honor que gobierna el por otro lado brutal comportamiento de los jefes gángsters rusos. Según este código, un criminal debe abandonar a su familia, nunca debe trabajar legalmente y ha de vivir en comunidad con otros criminales", apuntó Steven Eke.

Poco después de recuperar la libertad, Ivankov se instaló en Estados Unidos. Según algunos, tenía demasiados enemigos en Rusia.

"En Nueva York se le relacionó con crímenes violentos entre la gran comunidad de inmigrantes rusos en Brooklyn hasta su detención y encarcelamiento por extorsión en 1995", indicó Eke.

En aquella ocasión, el FBI lo presentó como el mafioso ruso más poderoso de Estados Unidos.

Y muchos se preguntaron cómo alguien con el historial de Ivankov pudo entrar en el país.

"Kallstrom (jefe del FBI en Nueva York en aquella época), sugirió que se le permitió entrar libremente al país porque iba a suministrar información al FBI sobre otros miembros del crimen organizado en los Estados Unidos y Canadá", informó el diario estadounidense The New York Times en el momento de su detención.

Vuelta a Rusia

Tras cumplir una pena de diez años, en 2004, Ivankov fue extraditado a Rusia, donde tenía pendiente un juicio por el asesinato de dos ciudadanos turcos en Moscú en 1992.

"Durante el juicio, todos los numerosos testigos del asesinato aseguraron no haber visto nada", señaló Eke.

Finalmente, el jurado popular lo declaró inocente.

Desde entonces, aunque su actividad no se detuvo, el protagonismo mediático de Ivankov se fue diluyendo.

Este martes, según la agencia de noticias rusa RIA Novosti, Ivankov se encontraba en Moscú para mediar entre dos bandas rivales que se disputan el control de las casas de juego clandestinas.

De acuerdo con la policía, un coche esperó hasta que Ivankov salió del restaurante en que estaba cenando.

En ese momento, un francotirador le disparó tres tiros en el estómago, pero no alcanzó ningún órgano vital.

"Desde esa distancia -30 metros- sólo un amateur podría fallar. O algo se interpuso seriamente en el camino del criminal", informó una fuente relacionada con la seguridad rusa citada por la agencia de noticias France Press.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.