Conmueve a EE.UU. caso de feto extirpado

Darlene Haynes
Image caption Darlene Haynes, la madre de la bebé, fue asesinada en su apartamento.

La búsqueda de un feto que ha mantenido en vilo a Estados Unidos llegó a su fin. Una bebé que fue arrancada del útero de su madre asesinada fue encontrada con vida pocos días después de que se descubriera el cadáver de su progenitora.

El sargento Kerry Hazelhurt, portavoz de la policía de la ciudad Worcester, en el estado de Massachusetts (noreste del país), confirmó la noticia: "Tenemos a la niña, eso es lo que importa. Es el mejor escenario en medio de esta tragedia".

Según Hazelhurt, la recién nacida se encuentra en "buen estado de salud".

El cuerpo de su madre, Darlene Haynes, de 23 años, fue hallado el lunes en un armario de su apartamento, luego de que el propietario de la vivienda percibiera un "olor horripilante". Según los investigadores, Hayes había sido asesinada varios días antes.

La autopsia confirmó que la mujer estaba embarazada de ocho meses en el momento de su muerte y que el feto fue extraído de su útero.

La víctima presentaba, además, heridas en la cabeza. Sin embargo, la causa exacta de su fallecimiento aún se desconoce y para determinarla se están realizando análisis toxicológicos.

Los amigos de Haynes aún están en estado de conmoción, incrédulos de lo que ha ocurrido.

Uno de ellos contó a la prensa que, en los últimos tiempos, la víctima le había dicho que temía por su seguridad.

Una conocida

La recién nacida fue encontrada en manos de Julie Corey, de 35 años, una conocida de Haynes que vivía en un refugio en la ciudad de Plymouth, en el estado nororiental de New Hampshire.

Corey aseguraba que recientemente había dado a luz. Pero, al sospechar de sus afirmaciones, el personal del establecimiento alertó a la policía, que procedió a arrestarla.

Un hombre que la acompañaba también fue detenido para ser interrogado, pero luego fue liberado.

En su última comunicación, la víctima envió un mensaje de texto a un allegado contándole que estaba tomando licor con un amigo en su apartamento.

Hayes tenía otras tres hijas de cinco, tres años y de 18 meses.

Según la corresponsal de la BBC Janet Barrie, no es la primera vez que also así ocurre en Estados Unidos.

Hace dos años, Lisa Montgomery fue condenada a prisión por arrancarle el feto del vientre a Bobbi Jo Stinnett. En este caso, la niña también fue encontrada con vida.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.