Fuego sin control ataca isla en España

 Incendio en la isla de La Palma, verano de 2009. España.
Image caption Se calcula que entre 1.500 y 2.000 hectáreas de bosque ya han sido calcinadas.

Un incendio forestal sin control y de gran magnitud asedia la isla de La Palma, en el archipiélago español de las Islas Canarias, forzando la evacuación de 4.000 personas.

Las altas temperaturas y vientos de hasta 70 kilómetros por hora están complicando las tareas de extinción de este fuego, que ya alcanzó el Parque Nacional de Cumbre Vieja y algunas zonas residenciales.

Image caption Las Islas Canarias es uno de los destinos turísticos más demandados de España.

Se calcula que entre 1.500 y 2.000 hectáreas de bosque ya han sido calcinadas. Decenas de casas de la localidad de Fuencaliente fueron devoradas por las llamas, dejando sin hogar a numerosas familias. Aviones del ejército y hasta 500 bomberos, prácticamente la totalidad de los que trabajan a diario en la isla, intentan apagar este incendio, el peor vivido en esta pequeña isla desde 2005. Se cree que uno de los fuegos artificiales que se dispararon durante las fiestas veraniegas locales pudo desviarse, provocando el incendio. Las autoridades esperan que con la bajada de temperaturas durante la noche los bomberos puedan controlarlo. Sin embargo, temen que pueda alcanzar el observatorio de Los Muchachos, donde se inauguró el pasado mes el telescopio más grande del mundo.

Destino turístico

La Palma, como el resto de las islas del archipiélago canario, es uno de los destinos turísticos más demandados de España.

A pesar de que el fuego está controlado en algunas zonas, el que asedia la turística localidad de Mazo aún no pudo ser dominado y decenas de veraneantes perdieron sus vuelos debido al cierre de carreteras. Esta isla, que tiene una población de 85.000 personas, es una de las más verdes de las Canarias, pero su exuberante vegetación se ha visto dañada por las llamas.

Ayudas a afectados

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, interrumpió sus vacaciones en la isla de Lanzarote para visitar las zonas afectadas y prometió que el Estado ayudará a quienes se vean afectados por las llamas.

Image caption España se enfrenta a uno de sus peores veranos por la dureza de los incendios.

Dijo que su gabinete firmaría un decreto de ayuda en el próximo Consejo de Ministros, que se celebrará el 13 de agosto. Como recordó Marian Hens, periodista de la BBC en Madrid, España se enfrenta a uno de sus peores veranos por la dureza de la temporada de incendios. A pesar de que es común que todas las épocas estivales se produzcan fuegos, en lo que va de año ya se han quemado 75.000 hectáreas de bosque. Según cifras oficiales, se trata de casi el doble de la superficie calcinada en 2008.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.