OTAN: la prioridad es Afganistán

Anders Fogh Rasmussen.
Image caption El nuevo secretario general habló de tres prioridades en su primer día de trabajo.

La prioridad de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) debe ser la guerra en Afganistán, incluyendo las negociaciones con miembros moderados del Talibán, dijo este lunes el nuevo líder de la organización, Anders Fogh Rasmussen.

El secretario general indicó que la OTAN debe impedir que Afganistán "se convierta de nuevo en una imponente estación central del terrorismo internacional".

Rasmussen señaló que el objetivo inmediato de la OTAN es ayudar a que se realicen unas elecciones creíbles en el país asiático.

En otro orden de cosas, el ex primer ministro danés especificó que su segunda prioridad será mejorar los lazos con Rusia, a pesar de que admitió que habría dificultades.

Además, otra de sus ideas es crear un cargo para la lucha contra la piratería, aunque no dio detalles.

Rasmussen subrayó sus prioridades para la Alianza Atlántica en un discurso en su primer día de trabajo en Bruselas, Bélgica, donde se encuentra la sede central de la OTAN.

¿Más tropas en Afganistán?

Este mismo lunes, un ataque con bomba en Herat, una ciudad del oeste de Afganistán, mató al menos a 12 personas y dejó a unas 20 heridas.

Los ataques de insurgentes contra las fuerzas de seguridad se han incrementado durante la campaña hacia las elecciones presidenciales del 20 de agosto.

El saliente secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, había advertido varias veces que el gran desafío de la alianza sigue siendo el sojuzgamiento de los talibanes en Afganistán.

En línea con ese pensamiento, Anders Fogh Rasmussen apuntó que "la OTAN es una alianza militar" y es necesario "un fuerte esfuerzo militar en Afganistán".

"Pero, para ganar la paz y para ganar los corazones y mentes, necesitamos proveer al pueblo afgano de mejores oportunidades de vida y asistir al gobierno en el desarrollo de instituciones democráticas", señaló Rasmussen.

Para alcanzar ese objetivo, la OTAN necesita expandir su capacidad de trabajar con la Unión Europea (UE), con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y con otros grupos civiles, observó.

La OTAN está al mando de una fuerza internacional de 64.500 efectivos en Afganistán para luchar contra el Talibán.

En entrevista con la BBC, Rasmussen señaló que podrían enviarse aún más soldados.

"Por supuesto, no descarto la posibilidad de que necesitemos más tropas en el futuro. Tenemos que hacer lo que sea necesario para triunfar".

"Asociación con Rusia"

En cuanto a su segunda prioridad, el flamante secretario general afirmó que quiere desarrollar una verdadera asociación estratégica con Rusia.

Image caption La OTAN tiene más de 64.000 efectivos en Afganistán.

A un año de la breve guerra entre Rusia y Georgia por Osetia del Sur, Rasmussen señaló que el conflicto tuvo un "impacto muy negativo en las relaciones entre OTAN y Rusia".

Al final de la guerra, Rusia mantuvo una presencia militar en las dos regiones separatistas de Georgia: Osetia del Sur y Abjasia.

Pero el jefe de la OTAN aclaró que las diferencias entre la alianza y Moscú no deberían opacar las preocupaciones que comparten en temas de seguridad, como el terrorismo.

"Considero que es un importante desafío para mí convencer al pueblo y a los líderes rusos de que la OTAN no es enemiga de Rusia".

Sin embargo, el corresponsal de la BBC en Bruselas, Mark Sanders, indica que "Rusia considera a la OTAN como una amenaza para sus fronteras, ya que la organización busca expandirse hacia el este, con Ucrania y Georgia como potenciales miembros".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.