Indonesia: "matan" a líder islámico

Asalto a la casa en Java donde se encontraban los militantes islamistas
Image caption La policía irrumpió en la casa, situada en una zona remota de Java, tras un cerco de 17 horas.

La policía indonesia mató a tiros al menos a dos militantes islámicos escondidos en una casa en el centro de Java, incluyendo al hombre más buscado del sureste asiático, según informaciones locales.

Se trata de Noordin Mohamed Top, de nacionalidad malaya, considerado el cerebro del doble ataque cometido el pasado 17 de julio contra dos hoteles de lujo de Yakarta que acabó con la vida de nueve personas.

Se acusa a Noordin de haber dirigido las finanzas del grupo islámico radical Jemaah Islamiah (JI), además de orquestar las explosiones en Bali de 2002 y 2005, entre otros ataques en el país. Se cree que hace poco formó su propio grupo islamista radical.

Los agentes mantuvieron cercada durante 17 horas la casa donde presuntamente se encontraba Noordin, situada en el remoto distrito de Temanggung, antes de irrumpir en ella.

Pocos minutos después y tras escucharse varias explosiones y tiros, se pudo ver a miembros del cuerpo de élite anti-terrorista indonesio salir con los cascos en la mano felicitándose mutuamente.

Al menos dos cuerpos fueron extraídos de la vivienda y la prensa local dijo que Noordin está muerto, aunque la policía todavía no ha confirmado la noticia.

La policía planea usar pruebas de ADN para comprobar que uno de los muertos sea efectivamente Noordin. Para ello, solicitará muestras de ADN a familiares suyos.

Corresponsales de la BBC en la zona afirman que Noordin concentra sus actividades en la zona central de Java ya que se cree que allá cuenta con una amplia red de simpatizantes.

Lea: fugitivo detrás de ataques en Indonesia

Otro operativo

Image caption Noordin es el presunto cerebro de los ataques contra hoteles de lujo en Yakarta en julio.

El operativo tiene lugar poco después de que la policía irrumpiera en otra vivienda situada en Bekasi, en las proximidades de Yakarta.

En esta ocasión, los agentes consiguieron abatir a dos militantes islámicos tras un intenso tiroteo.

Según el jefe de la policía, Bambang Hendarso Danuri, los sospechosos estaban a punto de detonar bombas.

Danuri añadió que pertenecían a una célula ligada a Noordin y que estaban listos para llevar a cabo un ataque suicida contra “objetivos especiales” dentro de dos semanas.

La policía cree que podría incluir del presidente Susilo Bambang Yudhoyono.

Otros cinco militantes islámicos fueron arrestados y se incautaron 500 kilogramos de explosivos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.