México empata en Cumbre del Norte

La cumbre de la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN) trajo pocas novedades para México: en algunos temas hubo avances, pero en otros que importan al país los resultados fueron escasos, dijeron analistas.

Image caption La cumbre significó pocos cambios para México en algunos temas.

Entre las cosas positivas se destacan la decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de no revisar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC), y la ratificación del Senado de ese país a Carlos Pascual como representante diplomático en México.

Pero en el resto de la agenda mexicana, como la reforma migratoria o el requisito de visas para viajar a Canadá, hubo pocos avances, le dijo a BBC Mundo José Luis Valdés Ugalde, director del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

"Las expectativas eran muy altas y no tenía por qué haberlas, porque la realidad es muy cruel", afirmó.

En cambio, el presidente de México, Felipe Calderón, calificó como positivo el encuentro con Obama y con el primer ministro de Canadá, Stephen Harper.

"Hemos concluido dos jornadas fructíferas de trabajo para beneficio de nuestros ciudadanos", dijo al leer la declaración conjunta de la Cumbre.

Ganancia a largo plazo

Para los analistas, el tema central del encuentro fue la seguridad regional y el combate al tráfico de drogas.

Éste es un asunto por el cual el gobierno mexicano ha recibido críticas de organizaciones de derechos humanos, como Amnistía Internacional (AI), y que motivó incluso que el Senado estadounidense detuviera la entrega de US$150 millones destinados a la Iniciativa Mérida.

En ese tema también hubo empate: por un lado el presidente Obama respaldó las acciones de México contra los carteles de la droga, pero al mismo tiempo los fondos siguen congelados, observó Valdés Ugalde.

Habrá ganancia cuando el Senado estadounidense libere los fondos, añadió.

"Probablemente en el clima que se dio en la reunión pueda haber condiciones para que el presidente Calderón resulte beneficiado, cuando Obama regrese con un informe adecuado en el tema de derechos humanos para que no haya oposición en el Senado".

Entender a Obama

La reforma migratoria en Estados Unidos y el requisito de visas a mexicanos para viajar a Canadá fueron dos temas en los que más énfasis puso el presidente Calderón en la Cumbre.

Image caption Los temas de la seguridad y el combate al narcotráfico fueron causa de críticas al país por parte de ONG.

Y en ambos, el balance no es completamente positivo, recordaron los analistas.

El presidente Obama dijo que el debate sobre la regularización de indocumentados en su país empezará el próximo año. Y el primer ministro Harper descartó cancelar el visado a quienes viajen a Canadá.

"El gobierno de Estados Unidos tiene muy claras sus prioridades, y es comprensible que Obama diga: discúlpenme, pero es más importante la reforma al sistema de seguridad social", le indicó a BBC Mundo el ex embajador Eduardo Navarrete, investigador de la UNAM.

Sin sorpresas

Más allá de los resultados, los analistas consultados por BBC Mundo coincidieron en que la cumbre de la ASPAN fue igual a las anteriores, es decir, sin sorpresas ni anuncios espectaculares.

Algo que ya se esperaba en círculos diplomáticos de los tres países, dijo el ex embajador Navarrete.

Y es que las cumbres son así, completó el director del Centro sobre América del Norte de la UNAM, Valdés Ugalde.

"Sirven para mucho, pero no para resultados inmediatos, abonan el camino a futuro, liman asperezas entre los mandatarios, (para) dialogar".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.