Nuevos atentados contra chiitas en Irak

Destrozos por una bomba en Bagdad
Image caption Los nuevos atentados se suman a los ataques contra blancos chiitas del último viernes.

Al menos cuatro coches bomba estallaron este lunes en las ciudades de Mosul y Bagdad, causando la muerte de 41 personas e hiriendo a otras 150.

Según informó Natalia Antelava, corresponsal de BBC en Bagdad, la explosión más grande tuvo lugar en una localidad cercana a Mosul, en el norte de Irak.

Dos camiones cargados de explosivos estallaron temprano en la mañana y causaron la muerte de más de 20 personas, además de destruir decenas de viviendas.

A la misma hora, las explosiones de dos coches bomba en puntos diferentes de Bagdad provocaron la muerte de al menos 16 personas y heridas a otras 82.

Los nuevos atentados ocurrieron dos días después de que una serie de bombas dirigidas a blancos chiitas matara a más de 40 personas, según indicó la corresponsal.

Desconfianza

Image caption Los iraquíes no tienen mucha confianza en que su gobierno pueda garantizar la seguridad en las ciudades.

Cerca de 40 personas murieron el viernes y más de 130 resultaron heridas a causa de una serie de atentados en diversos puntos del país que tuvieron como blanco musulmanes chiitas.

La periodista de BBC dijo que la confianza de los ciudadanos iraquíes en la capacidad de protección de su gobierno está disminuyendo, cuando se cumple un mes de la salida de las tropas estadounidenses de las ciudades.

Antelava informó que el gobierno iraquí dijo que la insurgencia sunita vinculada a al-Qaeda está detrás de los atentados y que su intención es volver a provocar tensiones sectarias en el país.

Pero los chiitas no son las únicas víctimas. Dos días atrás, una bomba mató a tres personas e hirió a otras tantas en uno de los principales barrios sunitas de la capital iraquí, recordó Antelava.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.