Lockerbie: podrían liberar al único detenido

Atentado contra un avión de la Pan Am en Lockerbie, 1988.
Image caption Las familias de las víctimas se mostraron indignados por la posibilidad de su liberación.

La próxima semana podría salir de prisión el único condenado por un atentado contra el avión de la compañía Pan Am que se precipitó sobre la localidad escocesa de Lockerbie en 1988.

Según pudo saber la BBC, el libio Abdelbaset Ali al-Megrahi sería liberado por sufrir un cáncer terminal de próstata, aunque las autoridades escocesas han calificado esta noticia como "puras especulaciones".

Ali al-Megrahi cumple una condena de al menos 27 años en la cárcel escocesa de Greenock por el asesinato de 270 personas, pero él siempre negó estar detrás del atentado contra el vuelo 103 de Pan Am.

Las familias de las víctimas se mostraron indignadas por la posible liberación. Katherine Flynn, madre de uno de los fallecidos, dijo que se sentiría "horrorizada".

El 21 de diciembre de 1988, el avión de esa línea aérea estadounidense se precipitó sobre Lockerbie después de que explotara una bomba oculta en su bodega. Todos los pasajeros murieron además de 11 personas que se encontraban en tierra al momento del impacto.

Traslado a Libia

Se cree que las autoridades libias y británicas han mantenido conversaciones al respecto esta semana y el preso podría volver a su país para celebrar la semana que viene la fiesta del Ramadán.

El secretario de Justicia de Escocia, Kenny MacAskill, visitó al preso recientemente, lo que disparó las especulaciones sobre un posible traslado a Libia.

El gobierno del país árabe lo había solicitado al del Reino Unido el pasado mayo, menos de una semana después de que ambos estados ratificaran un tratado de transferencia de presos.

"Puras especulaciones"

En respuesta a esta investigación de la BBC, un vocero del gabinete del primer ministro escocés, Alex Salmond, dijo que aún no se ha tomado ninguna decisión. "Tanto la solicitud para una liberación por compasión como la solicitud de un acuerdo de traslado son puras especulaciones", advirtió.

La última palabra la tendrá el secretario de Justicia ya que él es responsable de todas las decisiones sobre presos en Escocia.

Los abogados de Ali al-Megrahi ya habían pedido en octubre de 2008 que le liberaran por motivos de salud, pero una corte desestimó la solicitud después de que los médicos aseguraran que, con cuidados paliativos, Megrahi podría sobrevivir durante bastantes años.

Las liberaciones por motivos de salud sólo suelen llevarse a efecto cuando al preso le quedan menos de tres meses de vida.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.