Condenado por "club de lucha" en Texas

Club de la lucha Texas
Image caption Los jueces dijeron que los videos eran "de las cosas más tristes" que habían visto.

Un empleado de una escuela pública para personas con discapacidad mental en Texas fue sentenciado a tres años de prisión por organizar peleas entre los residentes.

Jesse Salazar, de 25 años, era uno de los seis empleados de la escuela de Corpus Christi acusado de causar lesiones a discapacitados en el contexto de lo que la policía de Texas ha denominado un "club de lucha".

El corresponsal de la BBC Andy Gallacher informó que el caso salió a la luz en marzo pasado, cuando agentes policiales encontraron un teléfono celular con unos 20 videos que mostraban a los residentes del centro pegándose entre sí.

Salazar pidió disculpas por lo que pasó, a lo que calificó de "estúpido".

"Perdón por lo que pasó y que no debería haber pasado", dijo.

El jurado halló a Salazar culpable de provocar lesiones en personas discapacitadas.

Videos "tristes"

La semana pasada, Vincent Johnson, otro ex empleado de la escuela, se declaró culpable y se lo condenó a prisión suspendida (libertad condicional) de dos años.

Antes de dar inicio al juicio, los jueces advirtieron a los miembros del jurado que los videos, presentados como pruebas, serían "una de las cosas más tristes que jamás hayan visto".

Las grabaciones aludidas muestran al personal de la escuela pública de la ciudad de Corpus Christi forzando a los internos a pelearse, aparentemente con el fin de divertirse.

La defensa sostiene que Salazar sólo intentaba evitar que las peleas llegaran a más.

Otros cinco ex trabajadores de la escuela afrontan cargos por formar parte de la organización de las luchas.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.