Rusia: buscan desaparecidos por desastre

Represa Sayano-Shushenskaya, en Rusia
Image caption La explosión ha tenido repercusiones negativas en el medio ambiente.

Las autoridades de Rusia continúan con la búsqueda de decenas de trabajadores desparecidos tras una explosión en la mayor represa hidroeléctrica del país.

El estallido ocurrió el lunes en la planta Sayano-Shushenskaya, en el sur de Siberia, y provocó la muerte de 76 personas.

Asimismo, las sustancias químicas liberadas durante la explosión mataron a numerosos peces y contaminaron varios kilómetros del río Yenisey, algo que los observadores han calificado como un desastre ecológico.

El alcalde del pueblo de Abakan, que se encuentra río abajo, dijo que estaban trabajando para evitar que siguiera avanzando una mancha de líquido espeso proveniente de los transformadores de la represa.

El funcionario, Nikolay Bulakin, precisó que se colocaron barreras en el río Yenisey y se lanzaron sustancias absorbentes desde helicópteros.

Bulakin añadió que varias granjas piscícolas informaron sobre la muerte de grandes cantidades de truchas.

Aún no se ha determinado la causa exacta de la explosión. Sin embargo, los investigadores sospechan que una turbina defectuosa provocó el accidente.

"Catástrofe tecnogénica"

El especialista de la BBC en temas rusos, Steven Eke, afirma que los medios de comunicación nacionales han calificado lo ocurrido en la planta Sayano-Shushenskaya como una de las llamadas "catástrofes tecnogénicas".

Éstas, explica Eke, son causadas por el desgaste de la infraestructura, que en el caso de Rusia fue construida durante la era comunista y no ha sido bien mantenida desde entonces.

Image caption El gobierno a sido acusado de no mantener la infraestructura del país, que data de la era comunista.

La explosión en la represa ocurrió pocos días después de que dos aviones pertenecientes a la élite de la fuerza aérea chocaran en el aire.

Según Eke, ambos incidentes han llevado a muchos rusos a preguntarse sobre el "estado físico" del país.

En un duro editorial titulado "Todo se ha deteriorado", el popular periódico online Gazeta acusa a las autoridades de descuidar su deber fundamental de modernizar la infraestructura del país y mantener segura a la población.

El gobierno del presidente Dmitry Medvedev ha rechazó estas acusaciones y ha dicho que el dedo acusador debe apuntar a los hombres de negocios.

Para Medvedev, los problemas de infraestructura se deben, en parte, a que los empresarios no invierten, ni modernizan, ni innovan lo suficiente.

¿Más accidentes en puerta?

Más allá de quién tiene la culpa del accidente en el sur de Siberia, un reciente análisis científico del ministerio de Emergencias afirma que debe actuarse con urgencia para evitar que algo así vuelva a suceder.

La investigación advierte que, en los próximos tiempos, podrían incrementarse los incendios, las explosiones de gas, los derrumbes de edificios y fábricas, y los accidentes aéreos, navales, viales y ferroviarios.

En cada caso, los científicos citan como principal motivo la infraestructura "altamente obsoleta" de Rusia.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.