China: dejar internet a los golpes

Un adolescente chino se encuentra internado en grave estado luego de haber sido golpeado repetidamente en un campo de rehabilitación para los "adictos" a internet, informó la agencia de noticias estatal.

Image caption China es el país con más usuarios de internet del mundo.

Pu Liang, de 14 años, fue golpeado varias veces por el director del campamento y por otros estudiantes, de acuerdo a los reportes.

A principios de agosto, otro adolescente de 15 años murió luego de una golpiza en un campamento similar de estilo militar.

La muerte provocó gran indignación en China, donde muchos padres y funcionarios públicos consideran que algunos niños pasan demasiado tiempo conectados a la red.

La madre de Pu Liang declaró a los periodistas locales que envió a su hijo al campamento -en la ciudad de Chengdu, provincia de Sichuan- porque pasaba demasiado tiempo en los videojuegos.

Ella indicó que las autoridades del campamento le aseguraron que podían curar el "problema" por 5.000 yuanes (US$730), pero agregó que su hijo ahora sufre de fuertes dolores en la zona del pecho y los riñones debido a los golpes.

Castigo "eficaz"

Los medios chinos informaron que el campamento se encuentra cerrado y que su director ha sido arrestado.

Wu Yongjing, el hombre que creó estos campamentos de estilo militar para tratar la adicción de los jóvenes a la red, le dijo a la BBC que a veces se recurría a los golpes.

"El castigo físico es una forma eficaz para educar a los niños, siempre y cuando pueda ser controlado", afirmó.

China es el país donde más personas usan internet, con 300 millones de usuarios.

Y algunos padres eligieron mandar a sus hijos a los campamentos de entrenamiento para curarlos de su adicción.

En dichos campamentos, los jóvenes deben, a menudo, realizar ejercicios físicos vigorosos y también se les enseña a apreciar otros pasatiempos.

Reglas "caóticas"

Pero este tratamiento sigue siendo un tema controvertido en China.

Tao Ran, un experto en el tema del Hospital General Militar de Pekín, dijo que las normas que regulan esta práctica en China son caóticas.

Agregó que la mayoría de las personas que dirigen los campamentos para adictos a internet no están calificadas para tratar o lidiar con jóvenes.

"Sólo los hospitales y los médicos con las calificaciones adecuadas deberían proveer estos tratamientos", observó el doctor Tao.

Por su parte, el Ministerio de Salud chino señaló que no existe un sistema para registrar y controlar este tipo de campamentos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.