Última actualización: lunes, 24 de agosto de 2009 - 17:28 GMT

Escocia bajo presión por caso al-Megrahi

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

El Parlamento de Escocia realizó una sesión de emergencia para discutir el caso de la liberación del único condenado por el atentado del vuelo de PanAm sobre la localidad escocesa de Lockerbie en 1988.

El secretario escocés de Justicia, Kenneth MacAskill, defendió su decisión de otorgar la libertad anticipada a Abdelbaset Ali al-Megrahi que padece de cáncer terminal.

MacAskill ha estado bajo intensa presión nacional e internacional por la medida y los parlamentarios escoceses se vieron forzados a interrumpir sus vacaciones para debatir el tema.

La corresponsal de la BBC, Naomi Grimley, informa que el secretario -quien es miembro del Partido Nacional Escocés- explicó su postura en una declaración, pero los partidos rivales lo desafiaron a que explicara abiertamente las razones de su decisión.

Fue mi decisión y la tomé yo sólo

Kenneth MacAskill, secretario escocés de Justicia

Tanto los laboristas, como los conservadores y liberal demócratas exigieron saber cómo MacAskill pretende reparar el daño a la reputación de Escocia que ellos aseguran se ha sufrido a nivel global.

Megrahi fue liberado cuando cumplía una sentencia de cadena perpetua tras ser condenado en 2001 por la peor atrocidad cometida en el Reino Unido en el que murieron 270 personas.

El libio de 57 años de edad, que sufre de cáncer de la próstata, regresó a su hogar en Trípoli el jueves pasado, aclamado por sus compatriotas que inclusive ondeaban banderas escocesas.

Las escenas de júbilo en Libia causaron indignación y rechazo dentro y fuera de Escocia, sobre todo en Estados Unidos, país de donde provenían la mayoría de las víctimas.

Robert Mueller, director de la Oficina Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI) -quien en su época lideró la investigación del atentado- envió una carta airada al secretario MacAskill.

"Su decisión de liberar a al -Megrahi es inexplicable y va en detrimento de la justicia. De hecho, es una burla al estado de derecho. Su acción da ánimos a los terroristas del mundo", escribió.

En el marco de la ley

Al-Megrahi a su llegada a Trípoli

Al-Megrahi fue recibido como un héroe en Libia.

Sin embargo, MacAskill dijo al Parlamento escocés que había tomado la decisión basada en la evidencia médica que se le había presentado sobre la salud del recluso.

"Fue mi decisión y la tomé yo sólo", insistió.

Pero MacAskill reveló que Libia había aceptado que el regreso de al-Megrahi al país sería un evento de "bajo perfil".

Nuestra corresponsal dice que el secretario de Justicia reconoció que fue una "gran desilusión" la manera "inapropiada" en que fue recibido a casa.

No obstante, la liberación de un condenado por motivos humanitarios es una figura contemplada por la ley escocesa y los ministros de gobierno sostienen que la decisión se tomó en el marco de esa ley y fue la correcta.

Dudas

Siempre se ha sospechado que el atentado contra el avión de PanAm sobre Lockerbie fue en represalia por el derribamiento -supuestamente accidental- de una aeronave iraní por el portaaviones estadounidense USS Vincennes, seis meses antes.

Los resultados de una investigación exhaustiva apuntaron a Libia como responsable y a Abdelbaset Ali al-Megrahi, un agente de la inteligencia de ese país, como principal sospechoso.

En 1999, el hombre fuerte de Libia, coronel Muhamar Gaddafi, entregó a al-Megrahi y otro sospechoso para ser enjuiciados por un tribunal especial en Holanda bajo jurisdicción escocesa.

En 2001 al-Megrahi fue encontrado culpable y, tras una apelación, sentenciado a cadena perpetua. Dos años después, en 2003, Libia aceptó responsabilidad sobre el atentado y pagó casi US$3.000 millones en compensaciones a los familiares de las víctimas.

Desde entonces, el gobierno de Gaddafi se ha visto "rehabilitado" frente a la comunidad internacional, pero las dudas sobre el proceso contra al-Megrahi continuaron, con varias personas -incluyendo familiares de las víctimas- poniendo en entredicho si, en efecto, se haya dado con el verdadero culpable.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.