"Última columna" vuelve a la Zona Cero

Colocación de la "última columna" en el World Trade Center
Image caption La viga pesa 58 toneladas de peso y mide 11 metros de altura.

Una enorme columna de acero recuperada de entre los escombros del World Trade Center de Nueva York, que se convirtió en un improvisado monumento a las víctimas de los ataques del 11 de septiembre de 2001, ha sido devuelta a la Zona Cero.

A la viga, de 58 toneladas de peso y 11 metros de longitud, se la conoce como la "última columna", al ser una de las pocas que quedaron en pie tras el derrumbe de las Torres Gemelas.

La columna se convirtió en un símbolo de la resistencia de Nueva York y ahora pasará a formar parte del Museo Nacional del 11 de Septiembre que se está construyendo en el lugar que ocupaba el World Trade Center.

En 2002 esta viga fue la última pieza en ser sacada de la Zona Cero, en una ceremonia que marcó el fin de los trabajos de desescombro.

Los familiares de las víctimas de los ataques la habían cubierto con mensajes para los suyos.

Según Joe Daniels, presidente de la Fundación Museo Nacional del 11 de Septiembre, el traslado de la columna es un paso importante.

"Emblema"

"La 'última columna' tuvo una gran significación durante los trabajos de desescombro. Realmente se convirtió en un emblema del esfuerzo y la compasión que se invirtieron para limpiar el sitio y recordar a los caídos", señaló Daniels.

Image caption La columna se convirtió en un símbolo de la resistencia de Nueva York.

"Ha sido tratada de manera cuidadosa y reverencial, y ahora trayéndola aquí de nuevo estamos mostrando los progresos en la obra. Estamos literalmente construyendo el museo alrededor de la columna", agregó.

Muchos de los mensajes escritos sobre la mole de acero pertenecían a bomberos que perdieron a compañeros que intentaban rescatar a las personas atrapadas en las Torres Gemelas.

Steven San Fillipo, del Departamento de Bomberos de Nueva York, acudió a presenciar la vuelta de la columna a la Zona Cero.

"Para mí es un símbolo de esperanza. Es genial que haya vuelto. Se trata de un nuevo comienzo", dijo San Fillipo.

Casi ocho años después de los ataques, la "Zona Cero” sigue siendo una herida abierta en el corazón de Manhattan.

Las disputas entre las agencias gubernamentales y los promotores privados, y el aumento de los costos de construcción, han hecho una tarea casi imposible establecer una fecha para el fin de las obras de edificios que deben erigirse en el lugar.

La finalización del elemento principal del conjunto, un rascacielos de más de 500 metros de altura, es una incógnita. En un principio los propietarios del World Trade Center dijeron que el edificio estaría listo en 2006, más tarde hablaron de 2011 y en la última previsión citaron el año 2013.

Se espera que el Museo Nacional del 11 de Septiembre esté listo a tiempo para el décimo aniversario de los ataques en 2011.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.