El péndulo de las dos coreas

Reencuentro de familiares coreanos
Image caption Dos hermanas coreanas en su reencuentro en el año 2000 tras medio siglo separadas.

Corea del Norte y Corea del Sur han dado pasos en las últimas semanas para un posible acercamiento, pero el lanzamiento de un cohete espacial por parte de Seúl podría volver a alimentar las suspicacias entre los enemistados vecinos.

En las últimas semanas Pyongyang había dado muestras de cierto interés por salir del aislamiento que ha caracterizado al régimen de Kim Jong-il.

Y en la última de una serie de señales, aceptó la propuesta surcoreana de organizar una reunión de la Cruz Roja de ambos países para reanudar los encuentros de las familias separadas durante la guerra de Corea, que tuvo lugar entre 1950 y 1953.

El anuncio de que las conversaciones se reanudarán esta semana es visto como otra señal de un deshielo, aseguran corresponsales.

El encuentro tendrá lugar entre el 26 y el 28 de agosto en el balneario Monte Kumgang, en Corea del Norte, y será la primera reunión de este tipo desde noviembre de 2007.

Esta noticia llega luego de que el fin de semana tuviera lugar una reunión en Seúl entre el presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, y altos funcionarios del gobierno norcoreano.

El encuentro se produjo poco antes del funeral del Kim Dae-jung, el ex presidente surcoreano que ganó el premio Nobel de la Paz en 2000 por sus esfuerzos para promover la reconciliación entre ambos países.

La delegación norcoreana había llegado para rendirle tributo a Kim Dae-jung, aunque no fue parte del sepelio.

Se trató de la primera reunión de alto nivel entre representantes de los dos países desde que el conservador Lee Myung-bak accedió a la presidencia en febrero de 2008.

Encuentros familiares

Durante los primeros años de esta década, unos 16.000 miles de coreanos fueron capaces de ver a sus familiares cara a cara en reuniones muy emotivas pero breves.

Los encuentros habían sido suspendidos luego de que el líder surcoreano asumió el cargo en medio de la ira de Corea del Norte por su política de poner fin a la entrega de ayuda incondicional.

Lee Myung-bak había vinculado la reanudación de la ayuda a los progresos en el desarme nuclear de Corea del Norte.

Señales

En otra señal de acercamiento reciente, Corea del Norte había anunciado en agosto que pretendía reanudar el turismo procedente de Corea del Sur.

Por otra parte, la prensa en Corea del Sur ha sugerido que Corea del Norte ha invitado al enviado de Estados Unidos, Stephen Bosworth, a visitar Pyongyang para mantener conversaciones sobre su programa nuclear.

En tanto, Corea del Norte restableció este martes la línea telefónica directa con Corea del Sur tras haberla interrumpido durante nueve meses en protesta por la política conservadora de Seúl, de acuerdo a la agencia de noticias EFE.

El gobierno surcoreano considera este paso como la normalización de la comunicación directa entre ambos países.

Y a principios de agosto, la liberación de dos periodistas estadounidenses -coincidiendo con una visita del ex presidente Bill Clinton- propició una nueva fase en las relaciones de uno de los regímenes más herméticos del mundo con la comunidad internacional.

De acuerdo al corresponsal de BBC John Sudworth, algunos observadores creen que las sanciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU) por las pruebas nucleares de Corea del Norte empiezan a surtir efecto y que ésta podría ser la razón del cambio de actitud.

El régimen necesita divisas con urgencia, y por eso busca reanudar el turismo fronterizo y el intecambio comercial con su vecino.

Para otros, sostiene Sudworth, el acercamiento sugiere una estrategia diplomática a largo plazo, que contempla la buena relación con el sur como condición previa al restablecimiento del diálogo con Estados Unidos sobre su programa nuclear.

En tanto, el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Ian Kelly, aseguró: "Apoyamos el diálogo entre Corea del Norte y Corea del Sur y damos la bienvenida a los pasos significativos que lleven a una reducción de la tensión en la península de Corea".

Pero agregó que no se ha visto "ningún progreso" en cuanto al objetivo de incluir a Corea del Norte en las conversaciones para su denuclearizción.

¿Efecto satélite?

Image caption Corea del Sur dice que el lanzamiento es parte de un programa espacial pacífico.

Estas señales, que parecen promisorias, podrían verse afectadas tras el lanzamiento del primer cohete surcoreano al espacio.

Aunque Corea del Sur fracasó en su primer intento de poner un satélite en órbita desde su propio territorio, el hecho fue visto con recelo por el vecino del norte.

Corea del Norte ha recibido sanciones de la ONU por el lanzamiento de un cohete este año, que fue considerado como una cubierta para un ensayo de misiles de largo alcance.

Pyongyang dijo que vigilará de cerca cómo el mundo reacciona a este lanzamiento realizado por Corea del Sur y ya habló de un doble rasero, según Keith Admas, de la BBC.

Corea del Norte y Corea del Sur se han mantenido técnicamente confrontadas desde 1953 cuando concluyó en armisticio la guerra que las mantenía enfrentadas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.