Irán "disminuye" producción de uranio

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) informó este viernes que Irán ha disminuido el ritmo de su producción de uranio enriquecido, aunque no está cooperando con los posibles usos militares de su programa nuclear.

Image caption El informe OIEA será la base del diálogo de 6 potencias para examinar posibles nuevas sanciones contra Irán.

En un informe confidencial obtenido por la BBC, el organismo nuclear de Naciones Unidas asegura que Teherán sigue instalando un número sustancial de las centrifugadoras que se necesitan para enriquecer el uranio.

Según el OIEA, el número de centrífugas instaladas, aunque no operando en enriquecimiento, ha aumentado desde unas 1.000 a 8.308.

No obstante, el gobierno iraní acordó mejorar el monitoreo de sus operaciones nucleares.

Bases del diálogo

El reporte del OIEA constituirá las bases de las conversaciones de seis potencias previstas para el 2 de septiembre para examinar eventuales nuevas sanciones contra Irán por su disputado programa nuclear.

Desde Viena, la corresponsal de la BBC, Bethany Bell, destacó que Teherán continúa desafiando al Consejo de Seguridad de la ONU al seguir con su trabajo de enriquecimiento de uranio aun cuando haya disminuido la producción, como destaca el informe del OIEA.

Bell agregó que la agencia también afirmó que el gobierno iraní ha permitido a los inspectores de la ONU acceder al reactor de Arak, algo que se llevaba reclamando desde hacía tiempo y que ha cumplido las demandas de un seguimiento más efectivo de su instalación de enriquecimiento de uranio de Natanz.

“El informe dice que Teherán no está cooperando con la respuesta a preguntas sobre la posible dimensión militar de su trabajo nuclear”, añadió nuestra corresponsal.

Asuntos pendientes

Image caption Irán ha permitido un seguimiento más efectivo de su instalación de enriquecimiento de uranio de Natanz.

En total, el programa iraní ha podido procesar hasta la fecha más de 1.500 kilos de uranio enriquecido de baja pureza, no válido para servir de combustible a un arma nuclear.

"Hay una serie de asuntos pendientes que provocan preocupación y que necesitan ser aclarados para descartar la existencia de una posible dimensión en el programa nuclear iraní", reza el informe del el OIEA.

El documento, redactado por el saliente director general del OIEA, Mohamed El Baradei, plantea que es necesario que Irán aumente su cooperación "para clarificar y dar por cerradas cuestiones" relacionadas sobre todo con experimentos y documentación en poder de Teherán y que pueden tener una vinculación militar.

La agencia de la ONU resaltó que no se han producido conversaciones significativas con Irán en más de un año.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.