Detenidos de Guantánamo llegan a Portugal

Centro de detención de Guantánamo. Imagen de archivo.
Image caption En la actualidad, quedan en el centro de detención alrededor de 220 detenidos.

El gobierno de los Estados Unidos anunció el traslado y puesta en libertad en Portugal de dos ciudadanos sirios presos en el campo de detención de Guantánamo.

El Departamento de Justicia estadounidense anunció este viernes el traslado, pero no ofreció datos acerca de la identidad de los detenidos ni detalles del proceso.

"Estados Unidos se coordinó con el gobierno de Portugal para asegurar que la transferencia se realizaran bajo las medidas de seguridad apropiadas", informó el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, en declaraciones citadas por la agencia de noticias Reuters.

Por otro lado, las autoridades portuguesas aseguraron que los dos ciudadanos sirios llegaron a territorio portugués el 28 de agosto y que fueron puestos en libertad.

"No tienen ningún cargo pendiente, son libres y están viviendo en casas suministradas por el Estado", aseguraron funcionarios portugueses citados por la agencia de noticias AFP.

Petición de Obama

La transferencia de los dos ciudadanos sirios a Portugal es consecuencia de la solicitud que hizo el gobierno de Barack Obama a ciertos países europeos –entre ellos, además de Portugal, Francia, Italia, Suecia o Alemania- para que acogieran a parte de los detenidos en Guantánamo que no podían regresar a sus países de origen por temor a ser perseguidos.

"En este sentido, este traslado no es una sorpresa. El gobierno portugués ya indicó a principios de mes que planeaba aceptar a los detenidos. Los dos hombres, cuyos nombres se desconocen, pasaron varios años en el campo de detención”, comentó el corresponsal de la BBC en Washington, Imtiaz Tyab.

Desde que Obama asumió la presidencia estadounidense, una decena de detenidos han sido liberados de Guantánamo y esta misma semana, uno de los detenidos más jóvenes, de origen afgano, fue devuelto a su país.

Si bien el presidente de los Estados Unidos se ha comprometido a cerrar en campo de detención –abierto por la administración Bush en 2002 para alojar a los detenidos sospechosos de terrorismo- el 22 de enero de 2010, este plazo ha sido cuestionado por algunos legisladores estadounidenses.

De los 775 reclusos que llegó a alojar el campo –la mayoría acusados de estar relacionados con al-Qaeda o los talibanes- muchos fueron liberados o transferidos a otros países y tres de ellos fueron desviados a tribunales militares.

En estos momentos, se cree que cerca de 220 todavía permanecen en las instalaciones de Cuba.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.