Francia insiste en ubicar cajas negras

Paul-Louis Arslanian
Image caption Arslanian dice que la nueva búsqueda se iniciará este otoño.

Investigadores en Francia informan que harán otro intento para tratar de encontrar las cajas con los datos de vuelo y las grabaciones de la cabina del avión Air France que se accidentó sobre el Atlántico en junio.

El vuelo 447 de la aerolínea Air France perdió comunicación y se desplomó contra el mar a unos 1.500 kilómetros de Brasil, de donde había partido, matando a las 228 personas a bordo.

El director de la Agencia de Investigación Aerea de Francia (BEA, por sus siglas en francés), Paul-Louis Arslanian, dijo que esta nueva fase de búsqueda incluiría la asistencia de más países y que abarcaría un área más amplia.

Arslanian reconoció que no se pueden explicar qué fue lo que sucedió con el avión Airbus en su ruta de Río de Janeiro a París.

Las búsquedas anteriores no han podido dar con las cajas negras y sin estas el accidente continuará siendo un misterio.

Tiempo y dinero

Image caption Airbus ofreció financiar la búsqueda adicional de las cajas negras.

"Estamos progresando y continuaremos así y me siento optimista. Pero tomará tiempo", señaló el investigador.

Resaltó que esta tercera búsqueda no sólo será más meticulosa, pero que costará decenas de millones de dólares.

Añadió que Airbus, el constructor de la aeronave, había ofrecido financiar los esfuerzos, pero que se necesitaba el compromiso de otros.

"Tenemos que movilizar los recursos. No se trata sólo de promesas de dar dinero, necesitamos saber quién va a contribuir financieramente y de qué manera", dijo Arslanian.

Se espera que el nuevo intento de búsqueda se inicie este otoño.

Los informes preliminares indican que el avión se estrelló contra el mar en una sola pieza con una fuerte aceleración vertical.

Los investigadores no mencionaron que hubiese habido una explosión a bordo o que se tratara de un acto de terrorismo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.